Inicio » Notas Linkedin » ¿Cómo mejorar mis habilidades como presentador?

¿Cómo mejorar mis habilidades como presentador?

20 de noviembre de 2017
¿Cómo mejorar mis habilidades como presentador?

Planes estratégicos, nuevas ideas, reportes y exhibiciones de resultados se han convertido en parte de la vida cotidiana de todos los ejecutivos en las empresas. Sin excepción, la mayoría nos enfrentamos ante algo para lo que quizá no nos sentimos al cien por cien preparados. ¿Cómo podemos mejorar nuestra capacidad para hacer y dar presentaciones? Compartimos contigo algunas pequeñas ideas que pueden ser de utilidad.

Define el objetivo de la presentación: Lo más importante es tener el propósito claro y, con ello, la comunicación será más efectiva. Pregúntate: ¿Qué quiero lograr? ¿Qué espero lograr con mis receptores? ¿Cómo quiero que reaccionen a partir de la presentación? Esto es vital cuando se quiere obtener aprobación de proyecto, patrocinio, participación y, desde luego, a la hora de dar resultados.

Anticipa las expectativas de la audiencia: Casi siempre tenemos tiempo para conocer que esperan los destinatarios de la presentación, pero muy pocas veces lo aprovechamos. Es indispensable preguntar o indagar que están esperando de tu comunicación. Pregúntate: ¿Qué quieren saber? ¿Cuál es la mejor forma para expresar la información? ¿Prefieren argumentos o datos numéricos? Al responder estas interrogantes estarás afinando la puntería.

Storytelling: Un presentador excelente es aquel que sabe cómo presentar la información de manera que sea capaz de cautivar a sus receptores desde el primer instante. Asimismo, tiene la capacidad de encontrar el momento más oportuno para decir lo más relevante. Quizá esto sea algo de lo más difícil de lograr, sin embargo, una manera para lograrlo es ensayando la presentación para saber si es aburrida, lenta o, por el contrario, demasiado rápida. Al ensayar descubrirás cuándo debes comunicar lo más importante.

Habla directo y elimina las distracciones: Imagina que estás en un foro de televisión con tres cámaras frente a ti. La cámara 1 está hacia tu lado derecho, la cámara 2 exactamente delante de tu rostro y la cámara 3 en el extremo izquierdo. ¿A cuál de ellas debes hablar? A las tres, intercalándolas… Primero la 2, luego la 1, de nuevo la 2 y luego la 3. Repite la secuencia y pronto lo dominarás. Además, dirige la mirada hacia las personas mientras les hablas. Establecer contacto provoca que la gente elimine las distracciones. Poco a poco dominarás el arte de ganar la atención.

Diseño de la información: La visualización gráfica de las presentaciones suele parecer tan complejo como pararse ante el auditorio y hablar. En realidad, hay toda una especialidad para el diseño de la información, pero no debes tener miedo. Pregúntate siempre: ¿Estoy usando los datos suficientes? ¿Hay demasiados o muy pocos? ¿La letra es adecuada para que todos la vean y puedan leer? ¿El avance de la presentación muestra claramente la información que se requiere? ¿Necesito imágenes, gráficas o algún otro apoyo visual?

Grábate: Esto es importantísimo. Durante el ensayo, echa a andar el teléfono móvil y haz un registro de voz o de video para que, posteriormente, puedas mejorar y pulir cada uno de los detalles. Aprende a descubrir donde debes ser más enfático o en qué momento suavizar la voz o los gestos.

Fuente: Amedirh