Skip to main content
Última actualización: 17 de mayo de 2024
Inicio » Servicios » Noticias » ¡No hay excusas! Médicos ya pueden diagnosticar las nuevas enfermedades laborales

¡No hay excusas! Médicos ya pueden diagnosticar las nuevas enfermedades laborales

3 de mayo de 2024

Las cédulas de valuación ya entraron en vigor y los médicos del trabajo ya cuentan con una herramienta que facilita el diagnóstico de las nuevas enfermedades ocupacionales.

A partir de este mes ya están vigentes las Cédulas para la Valuación de las Enfermedades de Trabajo, un instrumento que permite a los médicos ocupacionales diagnosticar los padecimientos laborales reconocidos en la Ley Federal del Trabajo (LFT).

Este catálogo de cédulas fue elaborado por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) con el objetivo de garantizar un diagnóstico adecuado de las enfermedades ocupacionales, una lista que se actualizó el pasado diciembre en la LFT luego de más de cinco décadas sin modificación.

Con la publicación en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el 30 de abril, la herramienta ya puede ser usada por los médicos del trabajo. Las cédulas contienen la definición de la enfermedad y su número de identificación conforme a la Clasificación Internacional de Enfermedades, los agentes causales, actividades económicas más expuestas, estudios clínicos que facilitan el diagnóstico y los criterios de valuación.

Esta herramienta, de acuerdo con lo establecido en la LFT, deberá ser revisada por lo menos cada cinco años -al igual de la lista de padecimientos- o cuando existan estudios e investigaciones que lo justifiquen.

Este es un ejemplo de la cédula y su contenido:

» Covid-19

Su cédula es la número 7 y su agente causal es la exposición al virus SARS-CoV2. Aunque toda la población es propensa a desarrollar la enfermedad, la ficha señala que los trabajadores más expuestos son los “contacto directo con fuentes confirmadas o sospechosas al agente durante procedimientos médicos o de laboratorio” (riesgo muy alto) y las actividades que “brindan atención al público en unidades médicas donde se encuentran fuentes confirmadas o sospechosas al agente” (riesgo alto). El resto de los empleos se clasifican en un riesgo de medio a bajo.

El cuadro clínico se compone de disnea, artralgias, mialgias, ardor faríngeo, rinorrea, conjuntivitis, dolor torácico y en algunos casos, dolor abdominal tipo cólico, náuseas, vómito y diarrea.

Para el diagnóstico del Covid-19 como padecimiento laboral, la cédula sugiere estudios como exudado nasofaríngeo para Reacción en Cadena de Polimerasa, RCP, en transcripción reversa específica para el virus, pruebas rápidas de antígeno específico, pruebas de función respiratoria, radiografía de tórax, pulso-oximetría, biometría hemática completa, creatinfosfoquinasa, entre otros.

¿Por qué son importantes estás cédulas? El diagnóstico de una enfermedad de trabajo es clave para expedir incapacidades para los trabajadores que las desarrollan. Según la STPS, la incorporación de este instrumento posiciona a México como una de las economías con la lista de padecimientos laborales más avanzada en Latinoamérica.

Enfermedades de trabajo en la LFT ¿Qué cambió?
En diciembre oficialmente se incorporaron 88 nuevas enfermedades de trabajo en la legislación laboral, destaca el reconocimiento de trastornos mentales como padecimientos originados por las condiciones de trabajo, las enfermedades de la mujer como la endometriosis o la ampliación de cuatro a 30 tipos de cáncer de origen laboral.

La actualización de la tabla de enfermedades incluyó reformas a los artículos 513, 514 y 515 de la Ley Federal del Trabajo, fue elaborada por la Comisión Consultiva Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo (Coconasst), organismo integrado por autoridades de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, especialistas en salud ocupacional y representantes empresariales y sindicales.

De acuerdo con la STPS, en el proceso de actualización de la lista de padecimientos laborales participaron 50 especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), peritos dictaminadores de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, médicos de salud ocupacional y otras especialidades, asociados en las agrupaciones médicas de salud en el trabajo del país.

La nueva tabla está alineada con la Clasificación Internacional de Enfermedades CIE-11 de la Organización Mundial de la Salud, la cual entró en vigor el 11 de febrero del 2022, esto significa que su actualización fue acorde con los últimos avances en medicina y salud en el trabajo.

Con información de Gerardo Hernández. Publicado en El Economista.
https://www.eleconomista.com.mx/capitalhumano/No-hay-excusas-Medicos-ya-pueden-diagnosticar-las-nuevas-enfermedades-laborales-20240502-0051.html