Inicio » Servicios » Noticias » La gran renuncia: ¿se está presentando en México?

La gran renuncia: ¿se está presentando en México?

27 de mayo de 2022
noticia

A diferencia del mercado estadounidense, donde el fenómeno de “la gran renuncia” se ha observado entre el personal operativo, en nuestro país la salida voluntaria de personas de su empleo para buscar mejores condiciones como flexibilidad laboral se ha observado de manera moderada y con un impacto mayormente concentrado entre los perfiles ejecutivos, especialmente mandos medios.

De los casi 2 millones de personas desocupada en el país, cerca de un 27% declara estar en dicha condición por haber renunciado a su empleo, proporción que no ha registrado cambios tan drásticos en la pandemia, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE). En contraste, en Estados Unidos el número de personas que han abandonado su empleo ha superado los 4.5 millones de personas en un mes.

En tanto, en nuestro país, los niveles de rotación en el mundo ejecutivo han oscilado entre 20 y 30% en los últimos dos años, según cifras de PageGroup. “En este proceso de pandemia hubo muchos reajustes en el mercado que hicieron que muchos ejecutivos buscarán una nueva forma de ganarse la vida”, expone en entrevista Javier Torre, managing director de PageGroup.

Estos movimientos, apunta el especialista, estuvieron vinculados con al menos dos aspectos, el primero fue el gran crecimiento que tuvieron algunas industrias como la de tecnologías de la información, lo que representó mejores oportunidades. El segundo elemento es la revaloración de la carrera.

“Algunos de los altos directivos y ejecutivos se preguntaron si realmente era lo que querían hacer el resto de su vida, esto provocó también bastantes movimientos, cambios incluso de sector o posiciones. No creemos que haya sido sólo un tema económico, sino también de crecimiento profesional, de balance de vida y trabajo, de flexibilidad laboral. Hay muchas cosas que impactaron en el proceso de salir y buscar una nueva oportunidad laboral”, apunta Javier Torre.

Alejandro Paz, country manager de Robert Walters en México, explica que a finales del 2021, a medida que el mercado laboral se empezó a reactivar, se observó un incremento en las renuncias de ejecutivos. “No es una mentira que ahora en México están aterrizando muchas de las startups y compañías edtech que están buscando perfiles con diferentes competencias y los candidatos están empezando a ver que hay un volumen de vacantes en el mercado hasta para cambiarse de giro porque son atractivas”.

Pero la rotación en el mundo ejecutivo, señala Alejandro Paz, también estuvo ligada con los cambios al interior del mercado y la necesidad de algunas empresas por renovar su equipo de liderazgo con nuevas competencias para hacer frente a los desafíos del negocio. “Pudimos ver que hubo una gran inclusión de nuevos ejecutivos en las compañías con nuevas aptitudes”. Estos movimientos representaron cerca del 40% de la rotación.

En esa misma línea, la firma Heidrick & Struggles reportó que en la primera mitad de 2021 a nivel global se alcanzó un récord de nuevos directores ejecutivos, considerando perfiles más allá de las direcciones de operación o finanzas. El 12% de los nuevos CEO’s en el mundo salieron de direcciones de riesgo, estrategia y tecnología. Aunque la cifra parece baja, esto fue cuatro veces más de lo observado en 2020.

Parte de los hallazgos de la firma en su reporte Route to The Top 2021 muestra que más directores generales renunciaron en el arranque del 2021 debido a los niveles de agotamiento, lo que llevó a muchos a buscar nuevas oportunidades.

¿Quiénes se van de sus trabajos?

Para Thorsten Kott, director de Spring Professional, división de ejecutivos de Grupo Adecco, el impacto de la gran renuncia no fue homogéneo entre las posiciones ejecutivas, pues las salidas voluntarias se concentran en puestos de jerarquía de nivel medio.

“Hay más rotación si hablamos de gerentes y directores, y menos rotación si hablamos de una posición C-Level, por ejemplo. En muchas compañías, dependiendo de su estructura o de su tamaño, un gerente puede ganar 40,000 pesos, pero en otra puede ganar 60,000 pesos por el mismo trabajo. Ahí se encuentran diferencias por el alcance global de una empresa”, expone el especialista.

Pero la remuneración no es el único factor que explica los movimientos más fuertes en posiciones gerenciales o directivas, también las posibilidades de crecimiento juegan un papel importante en estas decisiones. “Si el puesto es menor, el crecimiento es mayor. Un gerente en su carrera puede crecer más que un director general porque ya no tiene tanto por escalar”, explica Thorsten Kott.

En una visión de industria, Javier Torre señala que la rotación laboral impactó en mayor medida en sectores tradicionales a diferencia de industrias como las relacionadas con tecnología. “Muchas empresas que no tenían un área de Recursos Humanos profesional, se dieron cuenta que no podían reemplazar a las buenas personas que perdieron”.

Los especialistas coinciden que más allá del salario, los movimientos voluntarios de ejecutivos en el mercado estuvieron motivados también por una búsqueda de mejores prestaciones y aspectos como flexibilidad laboral, conciliación de la vida personal y profesional, y nuevos desafíos. 

Con información de El Economista.