Skip to main content
Última actualización: 12 de abril de 2024
Inicio » Servicios » Noticias » Empleo informal registró en septiembre su nivel más bajo en tres años

Empleo informal registró en septiembre su nivel más bajo en tres años

26 de octubre de 2023
NOTA

La ocupación informal ha tenido una reducción gradual desde 2022 tras el impacto de la pandemia. Según la ENOE de septiembre, ésta disminuyó a 54.3%, su nivel más bajo desde junio de 2020. La tasa de desempleo, por su parte, fue de 2.9 por ciento.

La tasa de informalidad se ubicó en 54.3% en septiembre, el nivel más bajo desde junio de 2020, esto sin contar los meses con mayor afectación del mercado laboral por la pandemia, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE).

La reducción de la población ocupada informal en el cierre del tercer trimestre del año estuvo vinculada con la salida de 609,808 personas de la economía informal, mientras que el empleo formal tuvo un crecimiento de 517,437 puestos de trabajo. Tras estos movimientos, el mercado laboral tuvo un saldo negativo en septiembre con la pérdida de 92,371 plazas.

“El porcentaje (de la informalidad) sigue siendo preocupante pues indica que más de la mitad de los trabajadores se encuentra en una situación de vulnerabilidad, pues la informalidad suele ir de la mano de menores salarios, inestabilidad y carencia de protección social”, destacó Gabriela Siller, directora de Análisis Económico y Financiero de Banco Base.

En 2021, durante la recuperación del mercado laboral tras el impacto inicial de la pandemia de Covid-19, los niveles de informalidad llegaron a superar el 56% de la población ocupada. La cifra más alta se alcanzó en marzo de ese año, cuando se reportó una proporción de 56.7% de personas con un empleo informal. A partir del 2022, este indicador ha tenido una reducción paulatina.

En tanto, el saldo negativo en los niveles de ocupación durante septiembre estuvo acompañado por una reducción del desempleo. La población sin un trabajo disminuyó en 51,666 personas, esto llevó a que la tasa de desempleo pasara de 3.0 a 2.9% respecto de lo reportado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) para agosto.

“Este ajuste se da en un contexto donde la economía sigue creciendo, aunque con incertidumbre sobre algunos sectores, tales como las manufacturas y algunas ramas dentro de servicios”, señaló Juan Carlos Alderete, director ejecutivo de Análisis Económico y Estrategia de Mercados de Banorte.

Las disminuciones de la población ocupada y desocupada se tradujeron en una contracción de la población económicamente activa (PEA) de 144,037 personas. Estos movimientos se reflejaron en un crecimiento de la inactividad laboral, pues la población no económicamente Activa creció en 198,762 personas, el 80% de este incremento se concentró en el grupo de “no disponibles”.

“La baja de la población económicamente activa (PEA) resultó en línea con la estacionalidad del periodo en el último par de años, influenciada por el regreso a clases de educación básica. Tomando esto en cuenta, creemos que el mercado laboral sigue fuerte”, expuso Juan Carlos Alderete.

A pesar del crecimiento de los “disponibles” en la PNEA, la tasa de desempleo extendido se mantuvo sin cambios respecto a agosto, en un nivel de 10.7 por ciento.

“Varios de los indicadores del mercado laboral se encuentran cerca de su mejor estado posible. En sintonía con la mejora de la tasa de desempleo, nuestra impresión es que las estadísticas laborales continúan sólidas y posiblemente las condiciones de apretamiento sean la constante durante varios meses”, detalló Marcos Daniel Arias Novelo, analista económico de Monex.

De los tipos de ocupación, el trabajo subordinado fue el único que tuvo ganancias en el cierre del tercer trimestre con la creación de 256,757 plazas. El renglón de empleadores tuvo la mayor pérdida, con 265,076 personas ocupadas, y el trabajo subordinado y no remunerado, en conjunto, reportaron una reducción de 84,007 puestos laborales.

Sector servicios, el único con creación de plazas
Por segundo mes consecutivo, las actividades de agricultura, pesca y ganadería tuvieron una reducción en sus niveles de ocupación (-202,777 plazas). Sin embargo, la mayor disminución del empleo en septiembre se observó en el sector industrial (-236,416), toda la pérdida se concentró en el empleo en construcción.

“El sector primario muestra una tendencia preocupante con una variación anual negativa de 8.48%, lo que acentúa la caída observada. Lo anterior es reflejo de los desafíos en la agricultura y en las industrias extractivas, sectores que a menudo enfrentan impactos por las variaciones climáticas y las condiciones de mercado”, puntualizó Gabriela Siller.

Las actividades del sector servicios fueron las únicas con saldo positivo. En septiembre, éstas aportaron 373,437 puestos de trabajo. Al interior de este rubro, sólo el empleo en comercio, restaurantes y servicios diversos tuvieron pérdidas, aunque no superaron las 100,000 plazas en conjunto.

Al interior del sector terciario, las actividades de servicios sociales mostraron el mejor comportamiento, con la creación de 281,408 puestos laborales, seguido del subsector de transporte, con 98,036 empleos, y el gobierno, con ganancias de 62,958 personas ocupadas.

Con información de Gerardo Hernández, El Economista.
https://www.eleconomista.com.mx/capitalhumano/Empleo-informal-registro-en-septiembre-su-nivel-mas-bajo-en-tres-anos-20231026-0073.html