Skip to main content
Última actualización: 12 de abril de 2024
Inicio » Servicios » Noticias » Inflación: ¿cómo está afectando al empleo?

Inflación: ¿cómo está afectando al empleo?

25 de noviembre de 2022
ccbca cbac c fb ddcdbf

El Coneval reportó que la pobreza laboral rompió la racha positiva observada desde finales del año pasado y registró en el tercer trimestre del 2022 un aumento debido a la disminución de los ingresos laborales y al alza de los precios de la canasta alimentaria.

El alza generalizada de los precios al consumidor finalmente rompió la tendencia resiliente que presentaba la pobreza laboral y propició que este indicador tuviera su primer repunte en el año, el cual se ubicó en un nivel de 40.1% después de tres trimestres al hilo en descenso.

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) presentó este jueves los datos de la pobreza laboral para el tercer trimestre del año. Este indicador aumentó de 38.3 a 40.1% respecto de lo reportado para el periodo abril-junio, lo que implica que 2.4 millones de personas se sumaron a esta condición. El avance se registró tanto en el ámbito rural como en el urbano, en este último con mayor amplitud.

La pobreza laboral mide la capacidad de la población general de adquirir los productos de la canasta alimentaria con los ingresos provenientes del trabajo de los integrantes de la familia. Bajo esta clasificación se ubican actualmente 51.6 millones de personas en el país.

“Entre el segundo y tercer trimestre de 2022, la pobreza laboral aumentó a nivel nacional, al pasar de 38.3% a 40.1%, lo cual representa 1.8 puntos porcentuales más. Lo anterior se explica debido a una caída en el ingreso laboral promedio de los trabajadores y un aumento en los precios de la canasta alimentaria”, informó el organismo en un comunicado.

La caída del ingreso laboral real per cápita fue de 2.5% en términos generales y afectó a todos los niveles de ingreso, aunque fue más pronunciada en el primer quintil, el de la población con las percepciones más bajas, en el cual la reducción fue de 8.9 por ciento. El referente promedio pasó de 2,880.91 a 2,807.49 pesos en el comparativo trimestral.

Con información de: El Economista