Skip to main content
Última actualización: 17 de mayo de 2024
Inicio » Servicios » Noticias » Direcciones de felicidad, un rol relevante en el nuevo contexto laboral

Direcciones de felicidad, un rol relevante en el nuevo contexto laboral

8 de abril de 2024

Una gerencia de felicidad tiene impactos positivos en indicadores como el ausentismo, la rotación o la productividad. El papel no es generar sonrisas todo el tiempo, sino un espacio de trabajo donde las personas estén a gusto.

“Genuinamente creo que estoy impactando a las personas. En el trabajo estamos más del 80% de nuestro tiempo y si tenemos la oportunidad de hacer algo mejor para los colaboradores, ¿por qué no tomarla?”, dice Estela Martínez, gerente de Recursos Humanos y Felicidad Organizacional de Buk.

Las direcciones de felicidad no tienen nada que ver con la diversión en el trabajo o hacer reír a los empleados, su rol es importante en la construcción de espacios laborales con bienestar y con una buena experiencia para los colaboradores.

“El rol es garantizar que los empleados estén satisfechos, comprometidos y motivados en el trabajo. Lo que se hace es crear, diseñar e implementar programas que promueven la felicidad y el bienestar en el lugar de trabajo”, explica Diana Jiménez, consultora en Felicidad y Cambio Organizacional de la Agencia Concepto 21.

De acuerdo con el estudio Retos y perspectivas del trabajo de WeWork en colaboración con Page Resourcing, las direcciones de felicidad se posicionan como una tendencia frente a los retos en la gestión de talento en un contexto de insatisfacción y nuevas prioridades para las personas como un mejor balance de vida y trabajo, entre otros aspectos.

Contar con una posición de dirección o gerencia de felicidad, expone Diana Jiménez, debe reflejarse en indicadores de bienestar. “La felicidad en el trabajo se relaciona con tener un buen ambiente laboral, contar con los horarios correctos, condiciones salariales adecuadas al entorno que se vive, ofrecer a los colaboradores crecimiento y desarrollo, un buen liderazgo y hasta una buena ubicación del centro de trabajo”.

Algunos indicadores en los que influyen de manera positiva los Chief Happiness Officer son la disminución de ausencias, la reducción de gastos médicos, el aumento de la lealtad de los empleados, el compromiso y la disminución de la rotación, indica WeWork en su informe.

En la experiencia de Estela Martínez, su rol se resume a “que las personas se sientan a gusto” en el espacio de trabajo. Y alcanzar este objetivo se convierte en un círculo virtuoso para las empresas: los colaboradores tienen un mejor desempeño y no sólo alcanzan las metas de las compañías, también los objetivos personales, afirma.

“Mi papel está enfocado a escuchar a las personas, a poner atención en qué quiere, qué les motiva, hacia dónde quieren ir, ayudarlos a impulsar su desarrollo”, comparte.

Los niveles de compromiso laboral son bajos, tan sólo en la región de Latinoamérica sólo el 31% de los trabajadores está comprometido con su empresa, señala Gallup en reporte El estado del lugar de trabajo 2023. Los liderazgos y una gestión de talento inadecuada son los principales factores que influyen en el bajo compromiso que reportan los empleados.

“La felicidad en el trabajo es que los colaboradores obtengan bienestar y que realmente las organizaciones estén conscientes que ese bienestar ayudará mucho en la productividad, aumentará el sentido de pertenencia, que se tendrá menos rotación y menores tiempos de contratación. La felicidad impacta en todo”, apunta Diana Jiménez.

De acuerdo con Michael Page, a nivel global empresas como Google ya reconocen la figura de un Chief Happiness Officer, en América Latina la adopción de la posición es paulatina, y aunque la implementación del rol aún es baja, hay un contexto que favorece su crecimiento: las empresas son más conscientes que la satisfacción laboral impacta en indicadores clave como la rotación.

“Mantener al talento motivado depende de cambiar la parte operacional de recursos humanos para que se alinee con la parte emocional y dar mejores resultados en las encuestas de satisfacción realizadas en la empresa”, afirma João Nunes, director ejecutivo de la firma Technology de PageGroup.

Direcciones de felicidad, los retos
En el contexto mexicano, indica Michael Page, no se percibe una adopción masiva de esta posición en los próximos años, pero la necesidad de cambios en la gestión de talento puede representar un crecimiento de un mercado de consultoría en torno a la felicidad organizacional.

Para Estela Martínez, uno de los retos para transformar las direcciones de Recursos Humanos en roles más vinculados con la felicidad, es la cantidad de funciones que se abarcan actualmente y la demanda de tareas administrativas. “No creo que sea por falta de interés, sino de tiempo”.

Desde la perspectiva de Diana Jiménez, poco a poco se observan estos roles en las empresas, pero aún son una realidad más cercana al mundo corporativo, y esto se debe a la “venta interna” en las compañías; es decir, la justificación para abrir una nueva posición.

“En estos momentos hay muchos Chief Happiness Officer que realmente son los gerentes de Recursos Humanos, los coordinadores de comunicación o hasta los responsables de desarrollo organizacional. El nombre como tal, aún es difícil que se acepte en las organizaciones porque aún percibimos la felicidad como tener caras felices en la oficina por todas partes o llevar las mascotas al trabajo, y la verdad es que no es cien por ciento eso”, comenta la especialista.

Con información de Gerardo Hernández. El Economista.
https://www.eleconomista.com.mx/capitalhumano/Direcciones-de-felicidad-un-rol-relevante-en-el-nuevo-contexto-laboral-20240403-0139.html