Skip to main content
Última actualización: 17 de mayo de 2024
Inicio » Servicios » Noticias » Los síntomas y el proceso para diagnosticar el burnout

Los síntomas y el proceso para diagnosticar el burnout

10 de mayo de 2024

El síndrome de desgaste ocupacional, conocido popularmente como burnout o estrés laboral crónico, es una enfermedad de trabajo derivada de la exposición a factores de riesgo psicosocial y con afectaciones en cuatro dimensiones.

El burnout o síndrome de desgaste ocupacional es reconocido ya como una enfermedad laboral en la Ley Federal del Trabajo (LFT), es parte de los trastornos asociados con el estrés grave y de adaptación que se incluyeron en la legislación a finales del año pasado. En esta clasificación también se encuentra el trastorno de estrés postraumático.

Este mes entraron en vigor las nuevas Cédulas de Valuación de Enfermedades de Trabajo, el instrumento que ayudará en el diagnóstico de los padecimientos ocupacionales, incluidos los trastornos mentales. Este catálogo incluye la descripción de la enfermedad, sus síntomas, las causas, la población trabajadora más expuesta y los estudios que se deben realizar para confirmar o descartar el padecimiento.

Las cédulas de valuación fueron creadas junto con la actualización de la lista de enfermedades ocupacionales, con la cual se reconocieron 88 nuevas patologías en la legislación laboral.

El burnout se encuentra en la cédula 80 y es definido como “un síndrome conceptualizado como resultado del estrés laboral crónico que no se ha manejado con éxito”. De acuerdo con la ficha, la fuerza laboral con más riesgo de desarrollar esta enfermedad son los trabajadores del sector salud, educación, transporte, buceo industrial, atención a usuarios, seguridad pública, fuerzas armadas, atención de desastres y urgencias, comercio, industria y banca.

El síndrome de desgaste ocupacional tiene tres características infalibles:

  • Sentimiento de agotamiento o falta de energía
  • Sentimientos negativos o cínicos (despersonalización, distancia mental con las personas con las que se interactúa en el trabajo)
  • Sensación de ineficiencia o falta de realización personal.

“Es exclusivo para personas trabajadoras que su objeto de trabajo son otras personas como las personas trabajadoras de servicios, de atención al público o usuarios. Las personas trabajadoras tendrán una exposición a alguno de los agentes causales al menos de tres meses. Sólo aplica para el contexto laboral y no debe aplicarse para describir experiencias en otras áreas de la vida”, indica la cédula.

¿Cuáles son los síntomas del burnout? Hay al menos cuatro afectaciones en la salud mental y física de las personas, según la información de la ficha técnica. Estos son los impactos negativos:

» 1. Afectaciones del estado de ánimo

Las más comunes son:

  • Dificultad para la toma de decisiones
  • Disminución en la concentración
  • Disminución para centrar la atención
  • Pérdida del interés
  • Sentimientos de inferioridad
  • Baja realización personal;
  • Baja autoestima profesional
  • Autopercepción de deficiencia intelectual
  • Sensación de frustración y fracaso laboral
  • Alteraciones de la memoria a corto plazo

» 2. Afectaciones Psicosomáticas

Destacan las siguientes:

  • Cefalea
  • Fatiga crónica
  • Taquicardia
  • Hipertensión
  • Gastrointestinales
  • Mialgias
  • Exacerbación del asma
  • Trastornos del sueño

» 3. Afectaciones conductuales

Tales como:

  • Alta despersonalización o cinismo
  • Conducta deshumanizadas e inestables con usuarios
  • Ausentismo laboral
  • Trastornos de alimentación
  • Disminución de la productividad laboral y calidad de la atención al cliente
  • Presentismo
  • Incremento de errores en su trabajo
  • Accidentes de trabajo

» 4. Afectaciones emocionales

Entre estos se encuentran:

  • Alto agotamiento emocional
  • Distanciamiento ante usuarios
  • Acciones hostiles
  • Síntomas ansiosos
  • Síntomas depresivos
  • Descontento
  • Preocupación constante
  • Olvidos
  • Miedos

Para el diagnóstico del burnout la cédula 80 recomienda estudios como evaluaciones psiquiátricas, escala sintomática de estrés, pruebas psicométricas de Bender, electrocardiograma de 12 derivaciones, evaluación de factores de riesgo psicosocial en el trabajo, entre otros exámenes y pruebas.

¿Qué otros trastornos mentales hay?
Con la actualización de la tabla de enfermedades de trabajo, México reconoció por primera vez trastornos mentales como padecimientos laborales, al burnout se suman la ansiedad, la depresión y el trastorno no orgánico del ciclo sueño-vigilia como enfermedades ocupacionales.

Según las cédulas, la exposición a factores de riesgo psicosocial es la causa de estos trastornos mentales, entre ellos se encuentran el trabajo indigno, condiciones peligrosas, cargas laborales que exceden la capacidad de la persona, jornadas de trabajo superiores a la Ley, liderazgo negativo, entre otros aspectos.

Para los cuatro trastornos mentales, las fichas ubican a la misma población con mayor riesgo de desarrollarlos, aunque esto no significa que un trabajador en actividades económicas no mencionadas no puede presentar uno de estos padecimientos.

El catálogo de cédulas para la valuación de las enfermedades ocupacionales cierra la pinza de la actualización de la lista de padecimientos laborales que entró en vigor en diciembre del 2023.

Con información de Gerardo Hernández. Publicado en El Economista.
https://www.eleconomista.com.mx/capitalhumano/Padecimiento-laboral-80-Los-sintomas-y-el-proceso-para-diagnosticar-el-burnout-20240502-0113.html