Inicio » Servicios » Actualidad RH » ¿Qué ventajas hay para tu empresa en el trabajo híbrido?

¿Qué ventajas hay para tu empresa en el trabajo híbrido?

4 de febrero de 2022

A pocas días de cumplirse dos años en pandemia en México, el trabajo híbrido sigue posicionándose como una opción viable para algunas organizaciones. Para el primer trimestre de 2022, este esquema será implementado por al menos tres de cada siete empresas con dos días de teletrabajo a la semana, de acuerdo con un estudio de la firma Talent Solutions de ManpowerGroup y Everest.

El modelo híbrido es un esquema de trabajo que mezcla una jornada laboral presencial con algunos días de home office. Esta dinámica ha llegado a ser un punto medio entre el choque de posturas de quienes desean permanecer en teletrabajo a tiempo completo y los que quieren retornar a una jornada laboral cien por ciento presencial, permitiendo mantener la flexibilidad y conservar aspectos de ambos mundos.

“Gradualmente, las organizaciones están entendiendo el nuevo escenario y diseñando nuevos modelos de trabajo, que impactan directamente la vida de los empleados”, señala Luis Vidrio, director de Ventas para Indeed México. De acuerdo con una encuesta de la bolsa de trabajo en línea, durante el 2021 el 20% de las personas que se incorporaron a una actividad económica lo hizo en un esquema totalmente remoto y un 10% en un modelo híbrido.

Pero el trabajo híbrido no es una tendencia generalizada, a pesar de que a futuro se percibe una mayor adopción. El estudio de Talent Solutions refiere que las áreas más afines al trabajo semipresencial son aquellas con un considerable número de puestos, que no requieren contacto físico en sus actividades, y las que puedan realizar la inversión necesaria para dar soporte a los colaboradores a distancia.

Según el reporte, entre los empleadores en México que adoptarán el trabajo híbrido este año, las áreas que más se beneficiarán son las de finanzas y contabilidad, tecnologías de la información, recursos humanos y administración.

Entre esos departamentos, el área de administración y apoyo lidera la tendencia en transición al formato híbrido. El 30% de los empleadores plantea un esquema de dos días a la semana con trabajo remoto y un 28% considera hasta tres días en home office.

Sin embargo, aunque los campos vinculados a recursos humanos y tecnologías de la información poseen un buen respaldo de los patrones para adoptar la flexibilidad laboral a lo largo del 2022, en estas áreas también se encuentra la mayor proporción de empresas que considera que los profesionales de estos departamentos deben realizar sus actividades en las instalaciones del centro de trabajo en su horario habitual.

“Con el avance en la vacunación y la reapertura de servicios, las organizaciones precisan ejecutar nuevas maneras de incorporar su fuerza laboral, a la par de redefinir los espacios laborales con la meta de convertirlos en puntos de encuentro para el trabajo en equipo”, expone la firma Talent Solutions en un comunicado.

Los menos beneficiados
A pesar de que la pandemia de Covid-19 impulsó el comercio electrónico y nuevos comportamientos de consumo, paradójicamente las áreas de ventas, recepción y atención al cliente serón las menos beneficiadas del trabajo remoto en 2022, al igual que la producción y manufactura, campos donde los empleadores necesitan contar con sus trabajadores de manera presencial.

En ese sentido, el 42% de los patrones regresarán a la jornada presencial a sus trabajadores de ventas y el 66% retomarán el trabajo presencial absoluto para sus colaboradores en las áreas de manufactura y producción.

El compromiso de los empleados, la cultura organizacional y la productividad son los principales desafíos que observan las organizaciones en la implementación de este esquema. Además del cuidado de las personas para evitar el desgaste profesional por estrés crónico (burnout).

Sin embargo, estas inquietudes van de la mano de una mala percepción en torno al trabajo remoto. De acuerdo con una investigación de Bain & Company, un modelo estratégicamente alineado al trabajo a distancia tiene el potencial de lograr mejoras significativas en la productividad del 80% de la plantilla laboral, a través de una mayor eficiencia en tiempos de trabajo y en costos.

Con información de El Economista.