Actualidad RH

Eventos de Capacitación en Recursos Humanos

  • Inicio
  • Servicios
  • Actualidad RH
  • Nuevo Régimen Simplificado de Confianza: ¿traerá beneficios a la fuerza de trabajo?

Nuevo Régimen Simplificado de Confianza: ¿traerá beneficios a la fuerza de trabajo?

Por Redacción Amedirh - 10 de Septiembre 2021

Nuevo Régimen Simplificado de Confianza: ¿traerá beneficios a la fuerza de trabajo?

Durante el primer año los pagos se podrán hacer de forma mensual o anual, en el 2023 será obligatorio el pago mensual; el nuevo régimen de confianza no tiene impacto recaudatorio inmediato.

Para crear el Régimen Simplificado de Confianza se seleccionaron cuatro regímenes: el de Personas Físicas con Actividad Empresarial, el Régimen de Incorporación Fiscal (RIF), el Régimen de actividades agrícolas, ganaderas, pesqueras y silvícolas (Agapes); y el Régimen de Arrendamiento.

“Queremos hacerle la vida más fácil a todos los contribuyentes. Para el nuevo régimen tomamos el ingreso de las personas físicas, vimos dónde estaba concentrado (el problema) y escogimos cuatro regímenes (...) Se consolidaron y tiene como optativo el Régimen de Confianza Simplificado para personas físicas y morales”, dijo Raquel Buenrostro.

El nuevo régimen busca que el pago del Impuesto Sobre la Renta (ISR) sea más sencillo con lo que buscará la incorporación de trabajadores del sector informal.

Durante el primer año los pagos del impuesto se podrán hacer mensual o anual y para el 2023 será obligatorio el pago mensual y en la declaración anual se podrán hacer los ajustes del año.

“Con esa simplicidad podemos ayudar a 82% de las personas físicas, sólo quedan fuera los asalariados, el resto de las que pertenecen a estos cuatro regímenes, que genera ingresos de hasta 3.5 millones de pesos, pueden optar por el nuevo régimen simplificado y pagarán de 1 a 2.5% de ISR, dependiendo de su nivel de ingresos... Esto se ha hecho en otros países y se ha conseguido que crezca la base en un periodo de tres a cinco años”, comentó Buenrostro Sánchez ante medios de comunicación.

Con esta amalgamación, se busca ampliar la base de contribuyentes de 15 a 30% en el mediano plazo.

“El beneficio para el contribuyente es que todo será más fácil y aunque no entiendan la ley van a poder gozar, directamente, de los beneficios que tenían los que antes sí la aprovechaban al máximo”, dijo la funcionaria pública.

De acuerdo a lo presentado en la ILIF las tasas del nuevo régimen para las personas físicas oscilan entre 1 y 2.5%; donde las que ganen hasta 300,000 pesos tendrán una tasa de 1%; hasta 600,000, 1.1%; hasta 1 millón, 1.5%; hasta 2.5 millones, 2.0%; y, 3.5 millones, 2.5 por ciento.

“Estas tasas son en un principio tablas (sic). En el resultado para el gobierno, ni pierde, ni gana con el padrón actual, el beneficio para el gobierno viene con el incremento y la ampliación del número de contribuyentes”, dijo Buenrostro Sánchez.

Por su parte, las personas morales que quieran optar por el nuevo régimen tributario no deberán ingresar más de 35 millones de pesos al año. Al fijar este tope, más de 96% del total de las personas morales se beneficiarán con el nuevo régimen.

La característica fundamental es que el cobro del ISR a personas morales se basa en flujo de efectivo. Es decir, a los ingresos efectivamente cobrados.

La tasa del impuesto será la misma si estás en el régimen general o en el de confianza, de 30% sobre su utilidad.

En la conferencia de prensa se explicó que la complejidad de la Ley del ISR juega en contra de los que menos ingresos obtienen debido a que terminaban pagando de más, en comparación con los de mayores ingresos.

“Por un desconocimiento de la ley, que es demasiado compleja, terminaban pagando más los que menos tenían, y los que más tenían, incluso terminaban hasta con saldos a favor con cosas desproporcionadas e inexplicables como poco ingreso y mucho gasto”, comentó la titular del SAT.

Asimismo, la autoridad observó que al fiscalizar a los contribuyentes de mayores ingresos se verificó que existen movimientos increíbles y detectó un grupo con ingresos que es proclive a la emisión de facturas falsas para generar acreditamientos.

La jefa del fisco advirtió que de aprobarse el Régimen Simplificado de Confianza se ayudará a desmotivar la creación de empresas fantasma.

Con la entrada del Nuevo Régimen Simplificado de Confianza se eliminaría al Régimen de Incorporación Fiscal (RIF) y los contribuyentes, tanto físicos como morales, tendrán que moverse de régimen siempre y cuando cumplan con el tope de ingresos.

“Quienes venían tributando en el RIF, tendrían que moverse al régimen de confianza, pero adicional a ello, el nuevo régimen fiscal está dando oportunidad a que se incorporen actividades empresariales, profesionales e inclusive el otorgamiento de goce temporal de bienes (arrendamiento)”, comentó Juan Carlos Bojorges, presidente del Colegio de Contadores Públicos de México.

En este sentido, si una persona física recibe por honorarios por hasta 3.5 millones de pesos, puede moverse al nuevo régimen y así disminuirá su carga administrativa y por ende, será más sencillo el pago de impuestos.

Por otra parte, si una persona física que gana por honorarios hasta 4 millones de pesos no podrá cambiarse de régimen, tendría que seguir en los regímenes que actualmente existen puede ser el caso de honorarios, de actividades empresariales y de arrendamiento. Los regímenes van a convivir, explicó el presidente del colegio en entrevista.

El entrevistado declaró que coincide en parte con esta propuesta porque ayudará a que más personas se unan a la figura formal del pago de impuestos, en virtud de que este régimen ofrece bondades en la parte económica financiera; sin embargo, es relativo decir que a todos los beneficiará o que a todos los perjudicará porque hay diferentes tipos de ingresos y estructuras. (Con información de S. Nolasco)

El Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación para el 2022 que entregó la Secretaría de Hacienda el miércoles es “realista”, afirmó el presidente Andrés Manuel López Obrador, y sostuvo que está contento y satisfecho con la propuesta.

“Es muy profesional el documento que se entregó, realista, nos permite tener ingresos para financiar obras programas, no aumenta la deuda, no aumentan impuestos, no hay gasolinazos, es un buen presupuesto. (...) Rogelio Ramírez de la O es un experto, un buen economista y estoy contento y satisfecho con la propuesta que se hizo”, aseveró.

El Presidente confió en que el crecimiento del país sea más alto, incluso, del que se estimó en el Paquete Económico.

Destacó que se proyectan recursos suficientes para programas de infraestructura como el Tren Maya, las refinerías y el aeropuerto de Santa Lucía.

En cuanto a la Ley de Ingresos, López Obrador comentó que en el proyecto se realizaron algunas simplificaciones.

Con información de El Economista.