Skip to main content
Última actualización: 24 de mayo de 2024
Inicio » Servicios » Noticias » Caen indicadores de empleo durante diciembre 2022

Caen indicadores de empleo durante diciembre 2022

26 de enero de 2023
empleo

El mercado laboral registró un comportamiento negativo al cierre del 2022 por encima de los efectos estacionales. La mayoría de las personas afectadas salieron del mercado laboral hacia la inactividad, lo que permitió que la tasa de desempleo llegara a un mínimo histórico de 2.76 por ciento.

En el último mes de 2022 se perdieron 912,014 puestos de trabajo, y aunque la contracción se explica en buena medida por la estacionalidad de la temporada, se trata de la baja más profunda en términos porcentuales para un mes de diciembre en los últimos siete años, esto de acuerdo con los datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) difundida este jueves.

A la par de la reducción de la población ocupada, la tasa de desempleo anotó en diciembre un nuevo mínimo histórico al ubicarse en 2.76%, lo que representó una disminución de casi 0.1 puntos porcentuales con respecto a noviembre.

Aunque la baja de la tasa de desocupación puede ser una buena noticia, Marcos Daniel Arias Novelo, analista económico de Monex, sugirió tomar el dato con “cautela” pues el mercado laboral mostró señales mixtas al registrar una salida importante de personas del mercado laboral.

“Hay que tener cierta cautela en la interpretación del dato, pues la disminución se da a partir de una pérdida significativa en la Población Económicamente Activa, que pasó de 60.81% del total de la población de 15 años y más a 59.69%. Esta es la baja más pronunciada desde que se desatara la pandemia de Covid-19 en abril de 2020 e implica también una caída en el empleo”, indicó el especialista.

La disminución de los niveles de ocupación en buena parte “corresponde al efecto usual de los feriados (de la temporada decembrina), con algunos comercios y personas pausando su estatus laboral”, subrayó Juan Carlos Alderete, director Ejecutivo de Análisis Económico y Estrategia Financiera de Mercados de Banorte. “No interpretamos la pérdida de empleos como una señal negativa, sino como ajuste dado el fuerte incremento en los meses previos”.

A decir de Gabriela Siller, directora de análisis económico en Banco Base, si bien hay elementos estacionales que inciden en el comportamiento del mercado laboral al cierre del año, es de destacar que la pérdida de empleos observada en el cierre del 2022 equivale al 1.55% de la población ocupada, “esta fue la mayor caída porcentual para un mes de diciembre desde el 2015. Con esto la población ocupada cayó a 57.95 millones de personas”.

Del total de la pérdida de empleo reportada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) en diciembre, el 71% se concentró en el mercado informal. El trabajo subordinado fue el más castigado, con una caída de 832,901 puestos laborales, mientras que el trabajo por cuenta propia fue el único renglón que se fortaleció, aunque con una ganancia marginal de 46,372 personas ocupadas.

Los tres sectores económicos reportaron diminuciones en sus niveles de ocupación. La reducción más pronunciada se observó en las actividades de servicios con una caída general de 689,705 plazas.

Así, el resultado mensual se dio por el balance de las contracciones en las actividades de comercio, servicios profesionales, sociales y diversos, que en conjunto perdieron a poco más de 1 millón de ocupados. Esto opacó las ganancias en restaurantes, transporte y gobierno que aportaron 348,176 puestos de trabajo.

Las actividades agrícolas también perdieron ocupación con 168,591 empleos menos que los reportados en noviembre. Mientras que el sector industrial tuvo la caída más ligera con 59,630 personas ocupadas, lo cual estuvo ligado a un buen comportamiento de la construcción con más de 214,000 empleos creados, pero que no alcanzó a compensar las pérdidas en manufactura y la industria extractiva.

“Como suele pasar entre diciembre y enero, el sector comercial tuvo recortes importantes, llama la atención la caída en el empleo de servicios sociales, que incluyen una amplia gama de actividades –desde el cuidado al entretenimiento–, pues estos suelen incrementarse en esta parte del año. Además, las manufacturas también tuvieron una contracción relevante, lo que advierte de dificultades en la industria y refuerza nuestra cautela ante la baja en la tasa de desempleo”, apuntó Daniel Arias.

Inactividad laboral se fortalece
En diciembre, quienes salieron de la población ocupada no se quedaron en una búsqueda activa de empleo y se incorporaron a la inactividad laboral. La Población No Económicamente Activa (PNEA) creció en 1.2 millones de personas en el mes reportado.

Sin embargo, los clasificados como “disponibles” sólo sumaron 60,818 personas, éste es el grupo de desempleados que no está en la búsqueda activa de trabajo, pero aceptarían uno si se lo ofrecieran.

De esta manera, el crecimiento mensual se concentró en la categoría de “no disponibles” que recibió a poco más 1.1 millones de personas, en esta clasificación se ubican quienes no buscan empleo y se considera que han salido temporalmente del mercado laboral.

Como resultado de este movimiento, y tomando en cuenta la reducción de la tasa de desocupación, el desempleo extendido también tuvo una reducción mensual, al pasar de 10.99 a 10.87% respecto a noviembre.

Con información de El Economista