Inicio » Servicios » Noticias » Rompe récord informalidad en mercado laboral

Rompe récord informalidad en mercado laboral

21 de enero de 2022
Trabajo informal

El mercado laboral cerró el 2021 con la cantidad más grande de trabajadores informales desde que se tiene registro. En diciembre la ocupación en este sector llegó a un nivel de 56.5%, la tasa más alta de los últimos 27 meses.

Aunque el mercado laboral ya recuperó los empleos perdidos a causa de la pandemia, la dinámica a dos años de emergencia sanitaria le ha dado nuevamente un impulso a la economía informal. Al cierre de 2021, se registraron 32.2 millones de personas laborando en la informalidad, la cantidad más alta en la historia, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE).

Al cierre del 2021, el mercado de trabajo anotó una tasa de informalidad de 56.5%, el nivel más alto de los últimos 27 meses; en septiembre de 2019 registró un nivel de 56.6 por ciento. De esta manera, la recuperación de los puestos de trabajo en este renglón sugiere una adaptación del empleo a las condiciones de la pandemia.

“Consideramos que la tendencia a lo largo del cuarto trimestre de 2021 fue mayormente positiva para el mercado laboral, incluso a pesar de señales de debilidad sobre la actividad económica. En este sentido, la relativa resiliencia que han mostrado las condiciones de empleo en este contexto es favorable, sugiriendo que ya podría haberse adaptado al entorno de la pandemia”, apuntó Juan Carlos Alderete, director ejecutivo de Análisis Económico y Estrategia Financiera de Mercados de Banorte.

En diciembre del año pasado, 455,538 personas se sumaron a la población ocupada, pero todas lo hicieron en las filas de la informalidad. El incremento en los puestos de trabajo fue el resultado de un aumento de 737,108 trabajadores informales y una contracción de 281,570 empleos formales.

Por otra parte, la población desocupada tuvo una ligera disminución de 70,825 personas y como resultado de esto, la tasa de desocupación se ubicó en 3.5%, el nivel más bajo en lo que va de la pandemia. Sin embargo, el desempleo extendido, aunque mantiene su reducción, se ubica 14.3%, en buena medida debido a que la población no económicamente activa (PNEA) “disponible” aún se mantiene alta.

“Es casi idéntico al promedio de 2019 de 3.49%, aunque este indicador suele mostrar fuertes distorsiones estacionales en el mes y las cifras desestacionalizadas apuntan a una tasa de 3.96%. En todo caso, la ENOE refleja que el ritmo de recuperación en el mercado laboral ha sido constante y aunque todavía hay brechas por cerrar, sobre todo en términos de cualitativos y de inclusión, es uno de los aspectos positivos del 2021”, señaló Marcos Daniel Arias Novelo, analista económico de Monex.

En el último mes del 2021 todas las actividades económicas reportaron saldo positivo. El sector agropecuario e industrial, este último impulsado por la construcción, fueron los que tuvieron mayores ganancias al reportar un incremento de 116,053 y de 269,202 plazas, respectivamente.

“Creemos que persisten limitantes para un mayor dinamismo, con la pandemia todavía siendo un obstáculo importante para lograr un mayor ritmo de avance en algunos sectores de la economía. En este sentido, la industria continúa limitada por los choques a las cadenas de suministro, a su vez que la afluencia en algunos servicios sigue siendo baja”, opinó Juan Carlos Alderete.

En tanto, el sector de servicios tuvo un aumento de 89,635 puestos de trabajo en términos generales, esto fue resultado de ganancias en las actividades de transporte y servicios diversos que compensaron caídas en la ocupación en comercio, restaurantes, hoteles, gobierno y servicios profesionales.

“La calidad del empleo, los ingresos laborales y la recuperación puntual de algunos sectores, especialmente el comercio, son tareas pendientes que podrían limitar los efectos positivos sobre la economía”, expuso Daniel Arias.

El balance del año laboral
Con las cifras reportadas por el Instituto Nacional de Estadísitica y Geografía (Inegi) para diciembre de 2021, en el año se registró la creación de 4.2 millones de puestos de trabajo. En consecuencia, la tasa de desocupación se redujo de 3.8 a 3.5% en términos anuales.

El 23% de los puestos de trabajo creados fueron impulsados por el sector industrial, al interior de este rubro las actividades en manufactura fueron las que aportaron la mayor creación de empleo. El sector de servicios tuvo un mejor desempeño y fue responsable del 75% de las plazas creadas en 2021, dentro de este renglón las únicas actividades económicas que presentan un déficit de empleo en el comparativo anual son las de gobierno y organismos internacionales.

Como ya se anticipó, la informalidad fue la que tuvo las mayores ganancias y el 68% de los puestos de trabajo generados a lo largo del año pasado se concentró en este sector.

El año pasado el mercado de trabajo logró recuperar las plazas pérdidas por la pandemia, en buena medida gracias a la reactivación de las actividades económicas en sectores que fueron castigados por las restricciones de movilidad para frenar los contagios de la pandemia. Aunque hasta ahora no se han visto cambios drásticos en las medidas de confinamiento por los aumentos de contagios de Covid-19, la variante Ómicron se mantiene como el principal riesgo para la recuperación del empleo.

“Si bien las medidas de distanciamiento se han mantenido mayormente sin cambios, existen algunos establecimientos que sí han cerrado, como los museos en la Ciudad de México. Además, ante la necesidad de aislarse de las personas contagiadas (que parecen mostrar síntomas más moderados), no descartamos pérdidas en productividad e inclusive de empleos”, indicó Juan Carlos Alderete.

Con información de El Economista.