Skip to main content
Última actualización: 29 de mayo de 2024
Inicio » Servicios » Noticias » ¿En cuál estado se encuentra la brecha laboral tras la pandemia?

¿En cuál estado se encuentra la brecha laboral tras la pandemia?

2 de septiembre de 2022
noticia

La brecha laboral, la medida más amplia de la necesidad de empleo en el país, volvió por primera vez a sus niveles pre pandemia después de 28 meses de ajustes y con ello se afianzó la recuperación del mercado laboral.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), la brecha laboral fue de 19.6% durante julio, 0.2 puntos por debajo de lo reportado en marzo de 2020 antes del impacto de la pandemia y el cierre de actividades económicas no esenciales en el país.

Este indicador refleja el déficit más grande de empleo en el mercado al considerar no sólo a la población desocupada, sino también a quienes están inactivos pero disponibles para trabajar y a las personas subocupadas, es decir, quienes tienen un empleo de jornada reducida y la necesidad de laborar más horas. Estos tres grupos conforman la fuerza laboral potencial del país.

Como parte de las medidas para prevenir los contagios de Covid-19 en el país, las autoridades sanitarias ordenaron el cierre de las actividades económicas no esenciales que tenían trabajo presencial a partir de abril de 2020, medida que llevó a que 12.5 millones de personas salieran del mercado laboral.

En marzo de 2020, la brecha laboral fue de 19.8% de la población ocupada potencial, pero el impacto de la pandemia en la economía la empujó a un máximo histórico de 52.9% en mayo de ese año, lo que implicó que 34.1 millones de personas en el país necesitaban empleo. Con diferentes bajas y alzas en el trayecto, este indicador llegó a 19.6% en julio de 2022, lo que se traduce en 12.8 millones de personas en esta situación.

A decir de David Kaplan, economista del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), “si tenemos buenos datos en los próximos meses, podría ser razonable decir que, según este indicador, el mercado laboral se ha recuperado de la crisis”, según lo publicado por el especialista en su cuenta de Twitter.

En términos de la recuperación del impacto que tuvo la pandemia en el empleo en México, detalló Alfredo Sandoval Jaime, analista económico de Banco Base, ésta se puede corroborar al considerar precisamente el número de personas afectadas mediante la suma de los aumentos en las poblaciones desocupadas, disponibles y subocupadas con respecto al nivel prepandemia.

“En el caso de las personas desocupadas y subocupadas, las cifras ya disminuyeron a niveles por debajo de los observados previo a la pandemia. En cambio, en la población disponible se tiene a 350,000 personas más que las que se tenía en febrero del 2020. Con esto, el número de personas afectadas, según esta estimación, se encuentra en su nivel más bajo desde marzo del 2020, cuando recién comenzaba a notarse el impacto de la pandemia”.

El efecto de la inactividad laboral

Uno de los elementos que más propició el aumento de la brecha laboral en el país fue el incremento en las personas desalentadas para buscar empleo, segmento considerado en la ENOE como población económicamente inactiva disponible para laborar, el cual pasó de 5.8 a 19.9 millones de personas entre marzo y abril de 2020.

La “crisis de inactividad”, como lo he denominado la Organización Internacional del Trabajo (OIT), permitió que las tasas de desocupación no crecieran tanto durante el mayor impacto de la pandemia, indicador que llegó a un máximo de 5.5% en junio de 2020, después de un nivel de 2.9% observado en marzo de ese año. En julio de 2022, esta tasa se ubicó en 3.4 por ciento.

“La recuperación de las horas trabajadas ha ido acompañada de un fuerte repunte del empleo en las economías avanzadas, ya con el regreso de la población al mercado laboral, mientras que en los países de ingreso mediano persiste el déficit de ocupación. Estas tendencias se reflejan en las variaciones de las tasas de inactividad en estos mercados laborales”, detalló el organismo en la novena edición del Observatorio de la OIT sobre el mundo del trabajo.

Los datos presentados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) reflejan que la población desalentada disminuyó drásticamente en julio de este año, al pasar de 7.3 a 6 millones de personas respecto de lo reportado en junio, lo que representa su mejor nivel en 28 meses. Sin embargo, gran parte de esta disminución se tradujo en un aumento de las personas inactivas no disponibles para laborar.

“Creemos que el reporte de hoy es positivo. Sin embargo, es necesaria información adicional que corrobore si las ganancias son permanentes o sólo temporales, sobre todo considerando sesgos estacionales relevantes. Esto es particularmente evidente en la tasa de desempleo extendida, impactada por un fuerte movimiento en aquellos ‘disponibles para trabajar’, que podría resultar en un retroceso tan pronto como en agosto”, detalló Juan Carlos Alderete, director ejecutivo de Análisis Económico de Banorte.

Con información de: El Economista