Skip to main content
Última actualización: 24 de mayo de 2024
Inicio » Servicios » Actualidad RH » ¿Estamos satisfechos con el trabajo híbrido? Esto dicen los colaboradores

¿Estamos satisfechos con el trabajo híbrido? Esto dicen los colaboradores

17 de noviembre de 2022
bcde e e b ebbd

Los trabajadores en nuestro país consideran que laborar en un formato híbrido ha mejorado su productividad, compromiso, salud mental, creatividad y crecimiento, pero aún perciben desafíos tanto en el componente remoto como en el presencial.

Una de las herencias de la pandemia para el mercado laboral ha sido la transición hacia nuevos formatos de trabajo. En este contexto, el modelo híbrido ha ganado terreno en las preferencias tanto de colaboradores como de empleadores, porque conserva lo mejor de ambos mundos (remoto y presencial), entre otros beneficios.

El estudio Más allá de la revolución híbrida: La paradoja del trabajo flexible en Latinoamérica, elaborado por WeWork y Page Resourcing, muestra que la popularidad del esquema híbrido se vincula también con la productividad y la calidad de vida.

En el caso de México, los trabajadores que han participado en este tipo de esquema laboral perciben un impacto positivo en productividad, lealtad hacia la empresa, identidad con la marca, salud mental, creatividad y crecimiento profesional.

“No es un secreto que el modelo híbrido llegó para quedarse, pero sí es importante que entendamos por qué, cuáles son las razones por las que nuestros equipos lo están pidiendo”, afirmó Karen Scarpetta, directora regional de WeWork Latam, durante la presentación del estudio.

Dos años después de trabajo remoto masivo, los colaboradores quieren que la oficina sea un espacio para conexiones con sus colegas. Este es un punto importante al considerar que el 88% de las personas asegura que la mayor desventaja del trabajo presencial son los tiempos de traslado y un 54% adicional considera que en la actualidad un trayecto de más de 40 minutos desincentiva a la fuerza laboral para retomar las actividades presenciales.

Pero el aspecto presencial no es el único que tiene desafíos para un modelo híbrido, el componente remoto de este esquema también tiene retos. En voz de los propios empleados en México, los más importantes son la falta de interacción con los compañeros, la poca visibilidad de su trabajo y la dificultad de coordinar horarios con el resto del equipo.

Para Karen Scarpetta, conocer las ventajas y desventajas de ambos mundos es un aspecto importante para evitar que las empresas implementen modelos híbridos cargados hacia un extremo u otro. Sin embargo, precisó la ejecutiva, “no hay un sólo camino, no hay una sola solución y no es sólo una vía”, por ello las empresas deben estar abiertas al diálogo con su talento para la definición de un esquema que funcione para todos.

De acuerdo con los datos presentados, “en el mundo actual, la flexibilidad ya no es negociable”, pues el 89% de la fuerza laboral está convencida de que el trabajo híbrido tiene un impacto positivo en su estado de ánimo y 71% de las personas rechaza a la posibilidad de regresar a un esquema totalmente presencial.

Desde la perspectiva de Fabrícia Antunes, directora ejecutiva de Page Resourcing para Latinoamérica, un desafío en la implementación de nuevos modelos de trabajo es concientizar a las personas que requieren un período de transición. “No se puede pasar de un modelo a otro sin crear las bases y la infraestructura, porque puede ser contraproducente”.

Sin embargo, apuntó la especialista, las empresas deben reflexionar en cómo harán que la transición sea más rápida y no perjudique a nadie porque “esto no es el futuro, es la realidad”.

Y aunque el salario se mantiene como el elemento más valorado por las personas al momento de elegir un trabajo, la flexibilidad gana terreno y se posiciona como la segunda prioridad del talento, según el reporte.

Tendencias del mercado laboral nacional
Como resultado de los cambios que generó la pandemia en las dinámicas de trabajo y en la expectativas de los trabajadores, WeWork y Page Resourcing identificaron tres tendencias en México: crecimiento de los nómadas digitales, mayor valor al descanso y demanda de una reducción de la jornada laboral.

La posibilidad de ser un nómada digital es una idea aceptada por nueve de cada 10 encuestados. Los motivos principales que impulsan esta tendencia, refiere el estudio, son las oportunidades de vivir nuevas experiencias y mejorar la calidad de vida, sin restarle importancia al cumplimiento de metas y responsabilidades.

En cuanto al descanso, el 90% de los encuestados asegura que los días de vacaciones son insuficientes en México y apoya un incremento en el piso mínimo previsto en la Ley Federal del Trabajo (LFT).

En línea con esto, la reducción de las horas de trabajo también toma fuerza entre los trabajadores. Como parte de una tendencia a nivel global, el 78% de los empleados en nuestro país considera que una jornada laboral de 4 días es viable y mejoraría su productividad.

Las especialistas coincidieron en que para materializar estas tendencias en el mercado laboral es importante que las empresas establezcan objetivos alcanzables y medibles, entre otros aspectos.

Con información de: El Economista