Skip to main content
Última actualización: 29 de mayo de 2024
Inicio » Servicios » Actualidad RH » Empresas con inversión integral en su talento logran hasta 30% más de ingresos

Empresas con inversión integral en su talento logran hasta 30% más de ingresos

10 de abril de 2023
inversion capital humano

Las compañías que destinan recursos al desarrollo de su fuerza laboral y de su cultura organizacional no sólo tienen mejores resultados en indicadores de talento, también en estados financieros. Aunque esto no se produce por arte de magia.

¿Es rentable invertir en la fuerza laboral? La respuesta es sí, y los datos lo confirman. De acuerdo con una investigación del McKinsey Global Institute, las empresas líderes en inversión en talento tienen 30% más ingresos por cada dólar que destinan a su capital humano en comparación con compañías centradas en los resultados financieros y las que sólo apuestan por el desarrollo de talento top.

La investigación clasificó a las compañías en cuatro categorías en función de sus resultados financieros y sus indicadores de talento:

Empresas ganadoras centradas en personas-desempeño
Empresas con enfoque en resultados financieros
Empresas centradas en las personas, pero sólo en algunos grupos
Empresas típicas que no encajan en ninguna de las anteriores

Las empresas con un enfoque personas-desempeño son las líderes en inversión de talento, su apuesta tiende a ser general para el desarrollo de todos los colaboradores y el entorno de trabajo, y al mismo tiempo reportan estados financieros buenos.

Aunque las empresas centradas en resultados financieros tienen un nivel alto de ingresos, la diferencia con las comoañías de la primera categoría, es que estas últimas “tienen una mayor resiliencia de ganancias, y también tienen una capacidad superior para atraer y retener talento”, se destaca en la investigación.

En el caso de las empresas que destinan más recursos al desarrollo de todo su capital humano, sus ganancias tienden a ser más estables y también tienen 1.5 más probabilidades de mantenerse año tras año en el nivel más alto de ingresos en comparación con los negocios con un enfoque en estados financieros.

“Desarrollar capital humano también es rentable para las empresas en forma de ganancias más consistentes y mayor resiliencia durante las crisis. Además de ser más consistentes que sus pares del sector, las organizaciones constructoras de capital humano son mejores para retener el talento, con tasas de deserción que son aproximadamente 5 puntos porcentuales más bajas”, señala el McKinsey Global Institute.

Pero, como ya se anticipó, más allá de los resultados financieros, las compañías que encabezan la apuesta en el desarrollo de la fuerza laboral también reportan un impacto positivo en su atracción de talento, un indicador clave tanto para los negocios si se consideran los costos asociados a la demora para cubrir vacantes.

La satisfacción laboral es más alta en las compañías de la primera categoría y sus colaboradores tienen 1.3 veces más probabilidades de obtener ingresos más altos a lo largo de su vida laboral en comparación con los empleados de compañías centradas sólo en resultados económicos.

Sin embargo, destaca la firma, los buenos resultados no se obtienen por arte de magia; es decir, la fuerte inversión que se realiza en el talento no genera por si sola los impactos positivos en indicadores financieros y de capital humano.

“Si bien invertir en las personas es importante, nuestra investigación muestra que se necesita otro ingrediente para sacar lo mejor de ellos y canalizar sus esfuerzos en resultados: el capital organizacional, es decir, las prácticas, los sistemas y la cultura de gestión dentro de cada empresa.

“Este concepto abarca todo, desde programas de capacitación hasta flujos de trabajo, estructuras de departamentos y equipos, comunicaciones con los empleados, normas, cultura y liderazgo. Cuando estos elementos son efectivos, pueden convertir a un grupo de personas talentosas en un equipo cohesionado”, detalla el informe.

Las compañías que tienen los mejores resultados en ambos frentes se caracterizan por estilos de liderazgo consultivos y desafiantes; innovación y colaboración ascendentes; ambientes de trabajo positivos e inclusivos y recompensas y oportunidades de ascenso para los empleados.

El estilo de liderazgo en las empresas enfocadas en generación de ingresos es similar, pero la diferencia es que este tipo de compañías suelen estar más orientadas hacia los clientes externos, e involucran poco a su gente en la innovación y la construcción de la cultura organizacional.

Empresas ganadoras, menos del 10%
A pesar de los buenos números que tienen las compañías con una fuerte apuesta en el desarrollo de talento, sólo el 10% de la muestra tiene estas características, el doble de esa proporción son empresas centradas en resultados financieros y más de la mitad se clasifican como típicas.

“Para las empresas, uno de los mayores beneficios potenciales de centrarse en las personas es la capacidad para retener a los empleados talentosos. Las organizaciones ganadoras tuvieron niveles moderados de deserción, lo que indica que estas empresas logran un equilibrio entre generar beneficios para los empleados y aplicar principios de gestión de consecuencias. Por el contrario, las tasas de deserción fueron aproximadamente cinco puntos porcentuales más altas en empresas impulsadas por el rendimiento y en empresas típicas”, señala la investigación.

Transformarse en una empresa líder en inversión en talento no es fácil si no hay un enfoque en las personas en el ADN de la marca, para ello se necesita cambiar la cultura organizacional y la voluntad de romper paradigmas, reconoce el McKinsey Global Institute.

Adoptar un modelo de marca ganadora centrada en personas-desempeño, agrega, genera beneficios tanto en las finanzas de la empresa como en sus indicadores de talento, los cuales son ingredientes importantes para que el negocio prospere a largo plazo.

Publicado originalmente en El Economista. Con información de Gerardo Hernández. https://www.eleconomista.com.mx/capitalhumano/Empresas-con-inversion-integral-en-su-talento-logran-hasta-30-mas-de-ingresos-20230407-0002.html