Skip to main content
Última actualización: 14 de junio de 2024
Inicio » Servicios » Actualidad RH » El final de la función de Recursos Humanos tal como la conocemos

El final de la función de Recursos Humanos tal como la conocemos

17 de mayo de 2024

Las empresas deben atender las tendencias actuales en la operación de las áreas de Capital Humano. Ignorarlas, eventualmente, traerá consigo consecuencias serias para cualquier organización.

La función de Recursos Humanos experimenta transformaciones significativas que están redefiniendo su papel dentro de las organizaciones modernas.

Estos cambios responden a necesidades emergentes en un entorno empresarial cada vez más globalizado, tecnológicamente avanzado y orientado hacia la gestión del talento como pilar fundamental para el desarrollo y la competitividad empresarial. ¿Cuáles son las modificaciones que considero de mayor trascendencia?

1.- De funciones transaccionales a roles estratégicos: Tradicionalmente, la función de Recursos Humanos se ha centrado en la gestión administrativa del personal, como el reclutamiento, la selección y la administración de nómina. Sin embargo, en la actualidad, el panorama se está transformando hacia un rol más estratégico y consultivo dentro de las empresas. Así, los profesionales de Recursos Humanos ahora son vistos como socios estratégicos esenciales para el desarrollo empresarial, y no sólo como administradores de transacciones.

2.- Adopción de modelos operativos ágiles y digitales: Los nuevos modelos operativos en Recursos Humanos, influidos por las transformaciones ágiles, reflejan un cambio hacia estructuras más flexibles y dinámicas que permiten una mejor adaptación a las necesidades cambiantes del mercado y de la organización. Estos modelos favorecen la creación de flujos de trabajo integrados con responsabilidades claras y una mayor colaboración entre equipos. Además, el soporte de operaciones digitales se ha vuelto fundamental para mejorar la eficiencia y la efectividad de los procesos de RH.

3.- Enfoque en la Experiencia del Empleado (EX): El concepto se ha convertido en un enfoque central en las estrategias de Recursos Humanos. La idea es crear una sinergia entre la experiencia del cliente y la del colaborador, buscando maximizar la satisfacción y el compromiso del personal a través de momentos significativos en su ciclo de vida laboral. Este enfoque ayuda a las organizaciones a atraer y retener talento, al tiempo que mejora la productividad y la motivación del equipo.

4.- Globalización e impacto tecnológico: La globalización ha llevado a Recursos Humanos a enfrentar nuevos desafíos como la gestión de equipos multiculturales y expatriados, así como la necesidad de operar eficientemente en un entorno global. Asimismo, la tecnología ha transformado la manera en que RH gestiona la información y comunica, haciendo esencial el uso de sistemas de información global y herramientas digitales para mantener la competitividad.

5.- Sostenibilidad y responsabilidad social: La función de Recursos Humanos también está incorporando prácticas de sostenibilidad y responsabilidad social en sus procesos. Esto incluye desde asegurar condiciones laborales equitativas hasta implementar políticas de diversidad e inclusión, que además de responder a expectativas éticas, también mejoran la imagen y el valor de la marca empleadora.

El impacto de no adaptarse
Cuando las empresas no adaptan sus áreas de Recursos Humanos a las nuevas tendencias, pueden enfrentar consecuencias negativas relevantes.

Las organizaciones pierden competitividad debido a la permanencia de prácticas obsoletas que no responden a las exigencias del mercado actual. La falta de adaptación a nuevas estrategias para atraer y retener talento resulta en una fuerza laboral menos cualificada y motivada, limitando la capacidad de la empresa para innovar y mantenerse relevante.

Una gestión de Recursos Humanos que no se ajusta a los nuevos modelos acarrea un desempeño subóptimo del personal. Sin programas efectivos de formación y desarrollo, los colaboradores podrían rezagarse en habilidades críticas, especialmente en áreas digitales y tecnológicas, lo que afecta directamente la productividad y la eficiencia de la organización.

Las empresas que no se modernizan encuentran dificultades significativas en la gestión del cambio, lo cual es crucial en un entorno empresarial que cambia rápidamente. Una mala gestión de la transformación se traduce en resistencia por parte de los colaboradores, baja adopción de nuevas prácticas y tecnologías, y en última instancia, impedimentos diversos para alcanzar objetivos estratégicos importantes.

Un área de Recursos Humanos que no emplea estrategias modernas de gestión de talento enfrenta altas tasas de rotación y dificultades para atraer a nuevos candidatos valiosos. Esto se debe a la falta de enfoque en la experiencia del empleado y la incapacidad de ofrecer un ambiente de trabajo que cumpla con las expectativas actuales de los trabajadores sobre flexibilidad, desarrollo profesional y participación en la toma de decisiones.

Finalmente, demorar la actualización de las políticas y procedimientos de Recursos Humanos expone a la empresa a riesgos legales y problemas de cumplimiento. Las leyes laborales cambian frecuentemente, y no ajustarse a ellas deriva en sanciones significativas, además de dañar la reputación de la empresa.

Por todo lo anterior, el llamado de Amedirh es a atender las tendencias actuales en la gestión de Recursos Humanos ya que ignorarlas, eventualmente, traerá consigo consecuencias serias para cualquier organización.

Adaptarse es necesario para evitar estos y otros riesgos. Asimismo, ofrece oportunidades para mejorar la innovación, la eficiencia y la satisfacción del empleado. Las empresas que logran esta transformación pueden esperar sobrevivir y, en especial, prosperar en el dinámico mercado actual.

Con información de Mauricio Reynoso, director general de la Asociación Mexicana en Dirección de Recursos Humanos. Publicado en El Economista.
https://www.eleconomista.com.mx/capitalhumano/El-final-de-la-funcion-de-Recursos-Humanos-tal-como-la-conocemos-20240512-0023.html