Inicio » Notas Linkedin » 6 pecados capitales del líder en la gerencia

6 pecados capitales del líder en la gerencia

30 de enero de 2017
6 pecados capitales del líder en la gerencia

Con probabilidad los líderes no están esperando a ganar un concurso de popularidad en las empresas; sin embargo, eso no significa que no deban conservar en buenos términos el clima laboral del equipo o el área.

Afíliate y aprende a combatirlos con nosotros .
https://amedirh.com.mx/linkedin/contacto-li

Los gerentes deben responsabilizar a su gente en que rindan el mejor esfuerzo y al mismo tiempo evitar que se generen resentimiento y resistencia. para lograrlo, hay que apartarse de algunas prácticas que se consideran «pecados capitales».

Obligar a la gente a participar en compromisos no laborales. Hacer que la fiesta o el picnic de la empresa sea obligatorio casi asegura que al menos algunos empleados odien la idea de asistir. Otro ejemplo está en presionar a las personas para que contribuyan o se ofrezcan como voluntarios para sus labores de caridad favoritas pues, hará que se sientan explotados. Recuerde que los empleados tienen sus propios compromisos personales. Evite abrumar con demandas que son irrelevantes para sus funciones.

Hacer llamadas telefónicas y correo electrónico a todas horas. Insistir en que los empleados estén disponibles para hablar todo el tiempo, por las noches, los fines de semana y durante las vacaciones, harán que tarde o temprano generen tensión y respuestas adversas. No lo haga a menos que tenga una emergencia crítica, respete el tiempo personal y déjelos relajarse.

Prolongar las juntas de forma interminable. Evite celebrar una reunión de trabajo sólo porque es lunes por la mañana. Se debe convocar a las reuniones sólo cuando haya algo definido para discutir o decidir. Incluya sólo a los empleados que tienen que ayudarle con el problema. Siempre será mejor establecer una agenda con plazos claros y seguirla fielmente. Los empleados ocupados lo agradecerán.

Postergar las decisiones. Los empleados pueden saber cuándo el gerente está reacio a tratar con un trabajador con rendimiento inferior o cuando una crisis se aproxima. Algunos gerentes intentan retrasar la toma de decisiones exigiendo más y más información, o esperando que el problema desaparezca. Siguiendo este camino, los empleados llegar a perder el respeto, sobre todo si descubren que el jefe está esquivando el conflicto sólo por gente. Tener conversaciones difíciles es parte de la gerencia.

Delegar falsamente la responsabilidad. Si se asigna una tarea sin dar al empleado la autoridad real para llevarla a cabo, o se micro-administra todo el proceso, los colaboradores asumirán que el líder no confía en ellos, y dejarán de dar su mejor esfuerzo. Lo mejor es renunciar a un grado de control directo sobre las tareas cotidianas para que los empleados se sientan empoderados y valorados.

Pretender que la gente adivine tu pensamiento. Ser diplomático no significa ocultar lo que quieres detrás de una barricada de palabras. Lo recomendable es decir a la gente directamente lo que se quiere, así como lo que no está funcionando. La comunicación clara es la herramienta más poderosa que tiene un gerente.

¿Ya eres miembro Amedirh?
Tenemos un lugar para ti.

Te invitamos a formar parte de la comunidad de RH más exclusiva e importante en México. Comparte tus datos con nosotros para hacer una cita y poner a tu disposición todos los servicios, recursos y mejores prácticas de Recursos Humanos que forman parte de nuestra membresía. Gracias. Haz click en este enlace: https://amedirh.com.mx/linkedin/contacto-li

Fuente: Amedirh