Noticias

  • Inicio
  • Servicios
  • Noticias
  • Sorprende aumento de remesas en agosto: más allá del efecto COVID-19

Sorprende aumento de remesas en agosto: más allá del efecto COVID-19

02 de Octubre 2020

Sorprende aumento de remesas en agosto: más allá del efecto COVID-19

Las familias que cuentan con el ingreso de remesas, registraron una entrada de 3,574 millones de dólares en agosto, una cifra que incorpora un aumento de 5.32% anual, informó el Banco de México (Banxico).

En el acumulado del año, esto es de enero a agosto de 2020, los hogares mexicanos receptores de estos recursos han captado 26,395 millones de dólares, una cifra que incorpora una variación de 9.35 respecto de los envíos registrados en los mismos siete meses de 2019 y que no tiene precedente para un periodo similar.

La información de Banxico muestra que la remesa promedio que captaron en el país las 1.8 millones de familias receptoras fue de 343 dólares. Giros que ingresaron en 10.3 millones de operaciones.

El Gerente de Estadísticas Económicas en el Centro de Estudios Monetarios Latinoamericanos (Cemla), Jesús Cervantes, explicó que esta resistencia del flujo de remesas hacia México puede estar vinculada al “aumento significativo de la ocupación de los trabjadores mexicanos inmigrantes y una nueva disminución de la tasa de desempleo en el periodo de mayo a agosto”.

De acuerdo con el experto, la tasa de desempleo de los trabajadores mexicanos inmigrantes en Estados Unidos se redujo de 17.1% en abril a 8.85% en agosto.

Desde Nueva York, el economista para América Latina en Goldman Sachs, Alberto Ramos, estima que estos flujos de remesas se han mantenido resistentes "por las generosas transferencias fiscales de apoyo a los salarios de Estados Unidos, así como el nivel competitivo de la depreciación del peso frente al dólar, en un contexto de profunda contracción del PIB y empleo en México”.

Originadores de envíos con menos impacto sanitario
En un documento de investigación del Banco de México, titulado Remesas en las entidades federativas en el contexto de la pandemia de Covid-19 destacaron que la resiliencia que han mostrado las remesas hacia todas las entidades federativas puede tener su origen en el menor impacto sanitario que registraron los estados originadores de los envíos.

Específicamente toman el caso de Texas y California.

La segunda explicación, tiene que ver con los beneficios por desempleo que recibieron ciudadanos de Estados Unidos, apoyos que en muchos casos superaron incluso el salario que percibían previo al distanciamiento social.

Investigadores del Banco de México encontraron que los directivos de la región centro norte notaron un cambio en el patrón de consumo de los hogares en el segundo trimestre, el del distanciamiento social en México.

Destacaron el mayor gasto de las familias en alimentos, productos de limpieza, materiales para autoconstrucción y mejoras para el hogar. Todo en el contexto de la emergencia sanitaria y apoyado por el flujo sostenido de remesas.

En la región Centro Norte, están identificadas por Banxico entidades como Aguascalientes, Baja California Sur, Colima, Durango, Jalisco, Michoacán, Nayarit, San Luis Potosí, Sinaloa y Zacatecas. Varias de ellas, señaladas como las que registran el mayor flujo de remesas en el país.

Con información de El Economista.