Skip to main content
Última actualización: 29 de mayo de 2024
Inicio » Servicios » Noticias » ¿Llegó la nueva ola de la guerra por el talento?

¿Llegó la nueva ola de la guerra por el talento?

5 de enero de 2023
guerra talento

Los recortes masivos en industrias como la de tecnología generarán una mayor oferta de talento y, aunque la competencia por algunos perfiles se mantendrá fuerte, se proyecta que este fenómeno empujará a la baja las ofertas salariales en el corto plazo.

“La oferta y la demanda en el mercado laboral empujará una reducción de los salarios”, advierte Juan Domínguez, socio y director de True Search para Latinoamérica.

A decir del especialista, este año las empresas seguirán en una guerra por el mejor talento, especialmente en el terreno de los perfiles digitales, pero ante una reducción masiva de puestos de trabajo en algunos sectores, es probable que la disponibilidad de mano de obra sea mayor y eso tenga un impacto en la oferta salarial.

Pero este no será el único reto para el reclutamiento este año. “El segundo desafío, es que habrá personas que transitarán de empresas tradicionales a startups y al revés. Es muy difícil para las personas que vienen del mundo startup adaptarse a modelos rígidos de empresas tradicionales”, expone el ejecutivo.

En 2022 se observó un boom de contrataciones en algunos sectores, pero la otra cara de la moneda es que en el sector de tecnología se registró la reorganización de varios perfiles. “En 2023 creo que se van a estabilizar los niveles salariales que venían creciendo de una manera insostenible, parece que se reventó un poco la burbuja, pero también la situación macroeconómica está haciendo que esa burbuja se achique y que queden los jugadores que hicieron bien la tarea”, apunta Alejandro Paz, country manager de Robert Walters en México.

El especialista subraya que a lo largo de este año la industria de tecnología, particularmente el mundo de las startups, podría enfrentarse a un gran movimiento de talento, lo que generará una mayor disponibilidad de perfiles en el mercado, principalmente para puestos gerenciales.

Sin embargo, a pesar de esto, es probable que no todo el talento pueda ser absorbido por el mercado. Ante este contexto, Juan Domínguez considera que los servicios independientes de consultoría podrían tener un repunte como un refugio ante la dificultad de reinsertarse en una plaza formal.

Además, a la ecuación de los retos del reclutamiento se agrega un elemento adicional: la guerra de talento y la propia competencia entre los profesionistas mantendrá su crecimiento a una escala global. “La tendencia más grande y que probablemente asusta, es que ya no estamos compitiendo con personas de un mismo país. A la hora de buscar un director de Capital Humano, no se buscará únicamente a un mexicano o un argentino, el pool de talento se vuelve más regional”, indica.

Independientemente de este panorama, considera Alejandro Paz, lo que no cambiará es año es la lista de habilidades que las empresas priorizarán en los candidatos para puestos ejecutivos. “Van a seguir buscando la agilidad en la toma de decisiones, flexibilidad en las estrategias y van a mirar perfiles con una dinámica de socio del negocio”.

Desde la perspectiva de Juan Domínguez, la búsqueda de perfiles ejecutivos está vinculada con pensamiento digital y eso no será la excepción este año. Aunque entre los recortes de personal el talento gerencial puede tener mayor posibilidad de reubicarse en otra empresa, será importante que desarrollen habilidades digitales.

Falta talento adecuado… y formación
De acuerdo con el Monitoreo de Percepciones Empresariales de Vestiga Consultores, el 27% de los líderes de negocio en México considera que cuenta con el talento adecuado a nivel gerencial y un 31% piensa que “más o menos” lo tiene.

A esto hay que agregar que el 62% de los ejecutivos opina que hay una mala disponibilidad para seleccionar y reclutar a los perfiles adecuados para posiciones gerenciales.

Para el socio y director de True Search para Latinoamérica, esta escasez de talento también se vincula con una deuda con el desarrollo interno de los colaboradores. “Las grandes empresas tienen la necesidad de contar con capacidades digitales en su gente y hay una deuda en formación de capacidades digitales en la gente que está en las empresas y no hay desarrollo para pensar de manera digital y eso está llevando a una ruptura de la sucesión, donde entran actores nuevos a empresas tradicionales y se está rompiendo el esquema de tablas de remplazo”.

ero la escasez de talento adecuado también se vincula con el rezago académico a raíz de la pandemia, opina Alejandro Paz. “En el tiempo, hay un bache de profesionales que están faltando precisamente por esa situación. Además, las empresas que vienen con un crecimiento sostenido son compañías que implementaron estrategias de capacitación muy fuertes”, apunta el country manager de Robert Walters México.

Con información de El Economista.