Skip to main content
Última actualización: 24 de mayo de 2024
Inicio » Servicios » Noticias » “La Inteligencia Artificial nos rebasó y plantea un dilema ético que hay que resolver”

“La Inteligencia Artificial nos rebasó y plantea un dilema ético que hay que resolver”

4 de agosto de 2023
ARH

La transformación tecnológica que han vivido las empresas en los últimos años, expresa Mauricio Reynoso, líder de la Amedirh, plantea desafíos éticos, de liderazgo y de gestión para garantizar una buena experiencia humana en el nuevo mundo laboral.

“La inteligencia artificial en el trabajo nos rebasó de una manera en la que no nos dimos cuenta y ya la tenemos encima”, afirma Mauricio Reynoso, director general de la Asociación Mexicana en Dirección de Recursos Humanos (Amedirh). Este avance disruptivo, advierte, demanda la definición de la ética en torno a su uso.

“Hay un dilema ético y de verdad es algo que nos rebasó. La inteligencia artificial (IA) y el metaverso para Recursos Humanos, la gestión de talento y los líderes es algo que debemos comprender muy bien en sus alcances y aplicaciones. Hay que tener mucha cautela”, subraya en entrevista.

Desde su perspectiva, la posibilidad de que la IA pueda copiar voces o rostros, y que esto se aplique al mundo del trabajo, es un asunto que plantea desafíos éticos para las empresas. “No hay que perder esto de vista porque es donde se ven muchos más riesgos de perder el control”.

¿Está libre de sesgos la IA para filtrar un CV? ¿Qué pasa con la privacidad de datos o la capacidad de vigilancia de algunos sistemas? ¿Qué hacer con los empleados que ocupan puestos susceptibles de ser reemplazados por IA? Éstas son algunas de las preguntas con dilemas éticos que plantea la incorporación de esta tecnología en los procesos de trabajo.

“Las partes interesadas deben actuar, y rápidamente. Ya han surgido riesgos, incluidas las preocupaciones sobre el contenido que producen los sistemas de IA generativa”, señala McKinsey Global Institute en el reporte El impacto económico de la IA generativa.

El segundo reto que plantea éste y otros avances tecnológicos en el mundo laboral, detalla Mauricio Reynoso, es la humanización del trabajo. “La digitalización debe subordinarse a las personas, no al revés”. Para ello, el desarrollo de habilidades humanas juega un papel importante.

“Estamos viendo una simplificación de procesos de manera muy rápida y ágil, pero afectando las relaciones interpersonales en las organizaciones. Nos estamos volviendo más fríos en el contacto humano en las empresas. Y también se está abriendo una brecha entre las empresas que sí han adoptado la digitalización para simplificar sus procesos y acercar más servicios al colaborador, y las que no han dado el paso”, expresa.

La humanización del trabajo en un mundo digital también demanda nuevos estilos de liderazgo, el punto más crítico en esta transformación, afirma. “Cuando tienes un equipo tradicionalmente gestionado como hace cinco o 10 años, tenías ciertos controles y contacto con tu equipo. Hoy que estamos avanzando a la autogestión, el colaborador ya puede autogestionar muchas cosas gracias a las nuevas tecnologías. El líder se convierte en un orientador o mentor de sus equipos. Ése es un gran cambio”.

Abordar estos desafíos es una tarea que se no se puede postergar, especialmente por los avances en el desarrollo de nuevas tecnologías, de los cuales el ecosistema de Recursos Humanos ha explorado muy poco. “Estamos a un 40 o 45% de todo el potencial que tiene la digitalización”, apunta el especialista.

“Tanto líderes como trabajadores debemos tener mucha apertura al cambio, esto ya es parte de la agenda cotidiana. La principal competencia que hoy debemos tener todos es la comodidad ante la incertidumbre, la ambigüedad y el cambio, porque lo tenemos todos los días y si vuelve a fallar el WhatsApp, que no te cause ansiedad”, puntualiza.

El toque humano en el mundo digital
Este año, el Congreso Internacional de Recursos Humanos que organiza la Amedirh retorna a su formato presencial. La 58 edición de este espacio tiene como tema la “experiencia humana en un mundo digital”, lo que abarca desde el bienestar de los colaboradores hasta los nuevos estilos de liderazgo en este contexto.

“La columna vertebral del congreso es dar un enfoque integral de las principales variables que hoy nos están afectando tanto en el mundo del trabajo como a nivel personal. ¿Qué considerar cuando hablamos de personas y digitalización?”, comparte.

Mauricio Reynoso señala que la agenda laboral ha seguido activa en el último año tanto en temas regulatorios como en tendencias del mercado, entre los que se encuentra la diversidad e inclusión, y los criterios ambientales, sociales y de gobierno corporativo.

“Son muchos puntos que se tienen que cuidar en estos momentos, más todo lo que pueda surgir. Son muchas variables las que hay en juego y evidencian que el 2023 es un año de transición en el mundo del trabajo”.

El Congreso de Amedirh se realizará el 6 y 7 de septiembre en la Ciudad de México, ofrecerá conferencias, espacios para networking y áreas de exposición.

“La agenda laboral es muy cargada y vamos a intentar abordarla con conferencistas de México, Estados Unidos y Colombia, y con una dinámica diferente. Tenemos como eje que las personas vivan una experiencia diferente, la manera en la que se presentará a los speakers, la interacción que tendrán y la participación. En la zona de exposición y patrocinadores estamos solicitando que se ofrezca una experiencia distinta”, comparte.

Con información de Gerardo Hernández. Publicado originalmente en EL ECONOMISTA. https://shorturl.at/kzAN8