Skip to main content
Última actualización: 24 de mayo de 2024
Inicio » Servicios » Noticias » Balance laboral del primer semestre: 726,000 empleos creados, todos informales

Balance laboral del primer semestre: 726,000 empleos creados, todos informales

28 de julio de 2023
NOTA

Entre enero y junio, la tasa de informalidad pasó de 54.9 a 55.5% de la población ocupada tras concentrar toda la creación de empleo del periodo reportado. La tasa de desocupación, por su parte, pasó de 2.8 a 2.7 por ciento.

El mercado laboral sumó a 726,884 personas a la población ocupada en el primer semestre del año, sin embargo, este comportamiento se concentró exclusivamente en la economía informal y vino acompañado de un deterioro en la calidad del trabajo.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), entre enero y junio se crearon 741,592 plazas informales y se perdieron 14,708 trabajos en el sector formal. Este comportamiento propició que la tasa de informalidad laboral avanzara de 54.9 a 55.5 por ciento.

“Esta cifra es preocupante, ya que indica que más de la mitad de los empleados enfrentan una situación de vulnerabilidad, debido a que la informalidad generalmente conlleva salarios más bajos, inestabilidad laboral y falta de protección social”, señaló Gabriela Siller, directora de Análisis Económico y Financiero de Banco Base.

Tan sólo en junio, el mercado laboral tuvo una recuperación de su dinamismo luego de dos meses con disminución en los niveles de ocupación, pero el 99% de la generación del empleo en el mes se concentró en el sector informal. Para Gabriela Siller, el alto nivel de informalidad que se observa es una muestra de que el mercado laboral aún está lejos de un panorama óptimo.

Los datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) reflejan, por su parte, que un indicador que avanzó en el terreno positivo en el primer semestre fue la tasa de desocupación, la cual se redujo de 2.8 a 2.7% respecto al cierre de 2022. En tanto, la tasa de desempleo extendido, que contempla además a las personas inactivas disponibles, disminuyó de 10.9 a 10.1 por ciento.

De las más de 726,000 plazas que se crearon en los primeros seis meses del año son además resultado del avance del empleo subordinado, renglón en el que se sumaron 930,979 puestos. Estas ganancias fueron reducidas por las pérdidas en los renglones de trabajo por cuenta propia (-55,293) y no remunerado (-236,239).

Pese a que el trabajo subordinado fue el que se fortaleció entre enero y junio, algunos indicadores que reflejan la calidad del empleo se deterioraron. La población asalariada que no cuenta con prestaciones creció en 913,624 personas y más de un millón de ocupados se sumó a las filas de la fuerza laboral que no cuenta con un contrato por escrito.

“El problema es que se sigue sumando gente a las filas de la informalidad; en números totales tenemos más gente informal. Todos los años incorporamos cerca de un millón a millón y medio de nuevas personas al mercado laboral; sin embargo, la informalidad está latente y un sector que debe preocuparnos es el de jóvenes, ése sigue siendo un reto importante para las organizaciones”, afirmó Alberto Alesi, director general de ManpowerGroup para México, Caribe y Centroamérica.

Otro indicador estratégico para medir el mercado laboral y que tuvo un deterioro en los últimos seis meses, fue el de la tasa de subocupación, la cual engloba a las personas con un empleo, pero con jornadas reducidas y la necesidad de ofrecer más horas en el mercado laboral. La proporción de personas en esta condición pasó de 7.3 a 7.9% de la población ocupada.

Perspectivas positivas para el segundo semestre
En términos de generación de empleo, el mercado laboral mantiene buenas expectativas para los próximos meses. “Seguimos creyendo que la creación de plazas continuará en lo que resta del año. Lo anterior se basa en nuestra visión constructiva sobre la actividad económica, a pesar de algunas señales de una moderación en sectores específicos”, apuntó Juan Carlos Alderete. director ejecutivo de Análisis Económico y Estrategia Financiera de Mercados de Banorte.

La creación de empleo observada en junio, con más de 400,000 personas incorporándose a una actividad económica, evidencia que las pérdidas de plazas en abril y mayo “no correspondes a un deterioro del mercado laboral, sino más a una distorsión temporal”, opinó el especialista.

De acuerdo con la Encuesta de Expectativas de Empleo de ManpowerGroup, para el tercer trimestre del año la tendencia neta de contratación en México es de 36%, lo que posiciona a nuestro país como una de las economías a nivel global con mejor proyección de las empresas para incrementar sus plantillas laborales.

La tendencia de contratación es el resultado de las empresas que manifiesta su intención por incrementar su personal descontando la proporción de compañías que planea hacer recortes en su fuerza laboral. En este sentido, las industrias con mejor expectativa de contratación son las de ciencias de la vida y la salud, transporte, logística, automotriz y manufactura.

Con información de Gerardo Hernández. Publicado originalmente en EL ECONOMISTA. https://shorturl.at/suHL2