Skip to main content
Última actualización: 24 de mayo de 2024
Inicio » Servicios » Actualidad RH » Pensar en el futuro actuando desde el presente

Pensar en el futuro actuando desde el presente

30 de junio de 2023
touch tablet in hand

“En un entorno volátil e incierto, ¿qué destino les depara a nuestras organizaciones? ¿Cuál será el nivel de certidumbre posible ante los cambios por venir a nivel político, social, legal y económico? No hay respuestas ni sencillas ni claras, sino una necesidad cada vez mayor de aprender como líderes a transitar por contextos más ambiguos y complejos”.

En los días previos, dedicado a revisar tendencias globales de Recursos Humanos, me pregunté a qué grado nos encontramos enfocados casi exclusivamente en reflexionar sobre el futuro. En respuesta, me sorprendí de la amplia variedad de artículos, columnas y notas informativas que abundan sobre el panorama lleno de nubarrones que anticipa la posible tormenta del relevo presidencial y la velocidad de las transformaciones en todos los campos de actividad humana.

En un entorno volátil e incierto, ¿qué destino les depara a nuestras organizaciones? ¿Cuál será el nivel de certidumbre posible ante los cambios por venir a nivel político, social, legal y económico? No hay respuestas ni sencillas ni claras, sino una necesidad cada vez mayor de aprender como líderes a transitar por contextos más ambiguos y complejos.

Las empresas nos enfrentamos a la paradoja de querer pronosticar y planificar el futuro sin tener conciencia plena del impacto del contexto. Mirando hacia el ombligo, hacemos un enorme esfuerzo para celebrar los logros alcanzados y, sin duda, temiendo alejarnos de las fórmulas que nos resultan familiares para lograr gestionar al negocio.

En el ámbito particular de Recursos Humanos, ¿qué se avecina? Imposible predecir qué ocurrirá en el sentido más amplio o mayor. Recién ingresa un nuevo titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, quien debe asumir el liderazgo de una de las áreas legalmente más complejas en la Administración Pública Federal. Le deseamos el mayor de los éxitos en su nueva misión.

En medio de este panorama, las empresas enfrentan la complejidad de meter freno de mano a la contratación de talento contra la percibida carencia de aspirantes en sectores tan importantes como el de servicios financieros y el turismo, entre otros.

Los cambios en expectativas que hemos observado en cómo las personas evalúan hoy dónde contratarse han traído grandes retos a las organizaciones en función de lo que habría que ofrecerse para ser auténticamente atractivas para el empleo. De acuerdo con Tom Haak, del HR Trend Institute, una tendencia para este 2023 se relaciona con la forma de atraer talento llegando prácticamente a la personalización de una propuesta de valor.

Difícil apostar sin información. Sin embargo, al interior de las organizaciones, la cadena de producción y/o generación de servicios no se detiene y los entregables deben llegar a sus destinos. Al respecto, Recursos Humanos no cesa en su afán de mantener debidamente atendida la demanda de talento, incluso en escenarios de incertidumbre. No obstante, ¿qué tanto margen de maniobra existe?

Reflexionemos, sólo por un momento, en la modificación de las propuestas de valor al colaborador o empleado. ¿Cómo acertar en un ambiente de volatilidad financiera como el que impera a nivel internacional? Aún más, vienen tiempos de cambios políticos significativos en México y en nuestro principal socio comercial: Estados Unidos. Me pregunto y se preguntan muchos más colegas, ¿qué efectos tendrán estos cambios en la planeación estratégica de las compañías? ¿En las decisiones de inversión y expansión? ¿En la planeación de la demanda de talento? ¿Qué nos espera?

Demasiadas interrogantes y muy pocas respuestas. Empero, Recursos Humanos debe mantener a flote la organización actuando activamente con los equipos de liderazgo cuando se trata de decisiones relacionadas con la gestión de talento a corto, mediano y largo plazo. Con ello, atender no sólo las necesidades de talento sino al talento mismo, cada vez más empoderado y exigente; con requerimientos que, como ya referí, nos esforzamos en satisfacer de manera personalizada a fin de no sacrificar la experiencia del colaborador y la marca empleadora.

No la tenemos fácil y, además, tenemos encima de todas las empresas la sombra proyectada por una transformación digital que aceleró la pandemia, pero que no acaba de consolidarse, así como aplicaciones y herramientas de inteligencia artificial más amenazantes, porque nacieron sin que en ello mediara un pensamiento que ayude a resolver los muchos dilemas éticos que plantean.

En la Asociación Mexicana en Dirección de Recursos Humanos nos esforzamos en brindar la mayor información estratégica posible a la comunidad y, en ese sentido, específica y contextualizada por igual. Como nunca, ahora es indispensable mantener en la mira que la experiencia humana no puede ser sustituida con la ofrecida por el mundo digital.

¿Qué se requiere? Acudir al Future-Back Thinking, siempre conscientes de que en el presente no se puede detener la marcha, el trabajo, la operación y los resultados. Con los pies en la tierra.

Con información de Mauricio Reynoso, publicado originalmente en EL ECONOMISTA

https://www.eleconomista.com.mx/capitalhumano/Pensar-en-el-futuro-actuando-desde-el-presente-20230625-0002.html