Revista CREANDO VALOR RH = AMEDIRH =

Síguenos a través de nuestras redes sociales @AMEDIRH_ Asociación Mexicana en Dirección de Recursos Humanos (AMEDIRH) @AMEDIRH_ @AMEDIRH EDITORIAL El colaborador como emprendedor dentro de la empresa Cada cierto tiempo, aparece en los equipos de trabajo un perfil o talento que lleva la iniciativa un poco más le- jos y que se rebela a ciertas reglas. Se trata de una per- sona emprendedora. ¿Conviene mantenerla en la plan- tilla o es mejor dejarle ir para que ponga en marcha su propia startup? Eso depende de lo que la empresa busca. En papel, sue- na muy bien atraer a candidatos con espíritu empren- dedor; es decir, con iniciativa y buenas ideas. Pero los líderes deben saber que, por sus características, no po- cas veces se adelantarán al paso que llevan los demás. Para que la empresa y los colaboradores vivan la mejor experiencia posible, es necesario que ambos conozcan las mutuas expectativas. Si la organización tiene clara su estrategia y la comunica al talento, lo mejor será darle libertad, confianza y flexibilidad para que la aborde y ejecute con creatividad. Hay quienes aseguran que el problema no está en que los emprendedores sean empleados inadecuados, sino que algunas empresas a menudo resultan ser emplea- dores poco propicios para quienes tienen un perfil com- prometido, apasionado, inteligente e innovador. De hecho, los propios líderes de Recursos Humanos podríamos cultivar algunos rasgos emprendedores. Por ejemplo, la inclinación a salir del carril asignado. Si los estrategas del talento mostramos disposición a conocer a fondo lo que hacen nuestros colegas en otros departa- mentos, comprenderemos mejor las situaciones que en- frentan y podremos ofrecerles soluciones óptimas desde nuestra área. Otro rasgo consiste en aprovechar las limitaciones para estimular el pensamiento innovador que conduce a propuestas más creativas para resolver problemas. Hacer preguntas difíciles es otra cualidad del perfil emprendedor porque puede llevarnos en direcciones prometedoras. Son varias las razones por las que una empresa ahuyenta al empleado emprendedor. La primera es la tendencia a microadministrar, cuando nuestra gente emprendedora funciona mejor en relativa libertad. Las siguientes dos tienen más que ver con la percepción del colaborador, pero son igualmente importantes. Una es la lentitud para recibir estímulos o alternativas de desarrollo, pues este tipo de persona necesita sentir que está creciendo o avanzando. La otra es que acusen un exceso de reglas o procedimientos innecesarios, que les obstaculizan o im- piden alcanzar sus objetivos. Una persona emprendedora es atractiva por su energía incansable, por su compromiso con su propio desarro- llo personal y por su disposición a tomar altos riesgos. Estas mismas características pueden encarar dificultades en ciertos contextos. Por ejemplo, la dedicación de estos perfiles puede interpretarse como ambición u oportunis- mo por algunos colegas. A su vez, las ideas arriesgadas pueden no ser bien re- cibidas por equipos que funcionan mejor a la sombra de la certidumbre. Hay ocasiones excepcionales en que los emprendedores no pueden trabajar bien en equipo porque les resulta difícil empatizar con puntos de vista distintos, pero en la mayoría de los casos se trata, por el contrario, de personas que saben elegir a colegas capa- ces de hacer realidad esa idea extraordinaria que tienen en mente. Enúltima instancia, nose tratadedecidir si unemprendedor es un empleado adecuado o no, antes bien si resulta idóneo para la empresa en un determinado momento. A menudo, lo conveniente es cultivar a quienes muestran ambición positiva y potencial de liderazgo para beneficio de la organización, su cultura y productividad. Por: Lic. Mauricio Reynoso, Director General de AMEDIRH Asociación Mexicana en Dirección de Recursos Humanos 4 Creando ValorRH | Septiembre - Octubre 2021

RkJQdWJsaXNoZXIy MTI3NTM=