Revista CREANDO VALOR RH = AMEDIRH =

Síguenos a través de nuestras redes sociales @AMEDIRH_ Asociación Mexicana en Dirección de Recursos Humanos (AMEDIRH) @AMEDIRH_ @AMEDIRH EDITORIAL La transformación del liderazgo, el empleo y la gestión del talento Analizar las perspectivas de 2021 para la gestión del ca- pital humano es un ejercicio en el que confluyen la expe- riencia, la autocrítica y, sobre todo, la esperanza. A pesar de todos los sinsabores, 2020 –el año más incierto de nuestra historia reciente– nos deja un valioso cúmulo de aprendizajes. Uno de ellos es la importancia fundamen- tal que cobraron las áreas de Recursos Humanos (RH) al ocuparse de comunicar con claridad la cultura de la empresa y guiar a las personas a través de los ajustes que ha requerido la “nueva normalidad”. Dediquemos un momento a congratularnos por ese reconocimiento. Y, ahora bien, en el umbral del nuevo año, todo apunta a que el cambio se mantendrá como la constante en los meses por venir. Esto nos invita a ser más flexibles que nunca y mantener los ojos abiertos a los retos y las oportunidades. Mientras el distanciamiento social siga siendo necesa- rio, la contratación e incorporación de nuevo personal se hará de manera remota. ¿Ya hemos contemplado lo que significa entrevistar y evaluar virtualmente las ha- bilidades? ¿Somos capaces de seleccionar a aquellas personas que puedan adaptarse mejor al trabajo remo- to? ¿Sabemos cómo transmitir la cultura de la empresa durante un proceso virtual de contratación y formación? Necesitamos que los empleados sean receptivos y adaptables al cambio. Debido a los perniciosos efectos del COVID-19, el diseño organizacional y la gestión del cambio se han vuelto urgentes. Repensar las estrategias de diseño del trabajo puede ayudar a desbloquear la velocidad de respuesta de los equipos y desarrollar la resiliencia, hoy tan necesaria. Las habilidades también están enmovimiento, ya sea por la evolución de los procesos o por el relevo generacional en la fuerza de trabajo. Es natural que los colaboradores más jóvenes tengan necesidades, habilidades y expectativas diferentes a las de sus mayores. Pero ello también requiere de nuestra profesión nuevas competencias de gestión del talento en áreas como desarrollo de liderazgo, planificación, alineación de estrategias y diversidad de la fuerza laboral. ¿Contamos con ellas? Hablando del desarrollo de habilidades y competencias, una lección de esta crisis es que las empresas se pue- den transformar ágilmente solamente si su gente está dispuesta a hacerlo. De ahí la importancia de invertir en personas con enorme curiosidad y con una gran dispo- nibilidad a aprender. Quizá aún no cuentan con las habi- lidades que la organización necesitará mañana, pero las tendrán. La competencia técnica es temporal; la agudeza intelectual debe ser permanente. La democratización de la innovación significa que las ideas innovadoras y la mejora continua pueden provenir de cualquier parte de la organización. RH debe ayudar a utilizar la creatividad como arma competitiva promoviendo la colaboración de los empleados mediante programas de recompensas y procesos de gestión del desempeño. Por otra parte, los profesionales del talento haremos bien en aprovechar el empoderamiento del que hablá- bamos al principio para desarrollar, junto con los líderes y el área tecnológica, mejores herramientas para analizar los datos de la fuerza laboral y actuar a partir de ellos. Antes y después de la reciente transformación digital, las personas son nuestro activo más valioso. Con la con- fianza que inspira iniciar un nuevo ciclo, propongámonos buscar la recuperación e impulsar el crecimiento ponien- do a las personas al centro. Por: Lic. Mauricio Reynoso, Director General de AMEDIRH 4 Creando ValorRH | Enero - Febrero 2021 Asociación Mexicana en Dirección de Recursos Humanos

RkJQdWJsaXNoZXIy MTI3NTM=