Revista CREANDO VALOR RH = AMEDIRH =

Visítanos en: www.amedirh.com.mx 37 MARCO LEGAL ceso de jornada, mediante el pago de tiempo extra; así como lo que sucede en el supuesto, permitido por la propia ley, del reparto de las horas de trabajo semanales para el descanso del sábado, como lo señala el segundo párrafo del artículo 59 de la LFT. Dado el riesgo que esto implica por su interpretación —la potencial comisión de delitos—, consideramos que sería prudente que las autoridades laborales aclararan, a través de un pronunciamiento contundente, cuál disposición legal laboral resulta la determinante para definir la jornada legal (diurna) de trabajo en 48 horas a la semana; pudiéndose aumentar, de acuerdo con la LFT, hasta en nueve horas adicionales semanales que se pagarán al doble. La reforma en análisis tampoco señala qué procede en los casos de jornada continua y se labore bajo jornada discontinua, o bien, cómo afectaría la fracción de la ya citada ‘Ley general para prevenir, sancionar y erradicar los delitos en materia de trata de personas y para la protección y asistencia a las víctimas de estos delitos’, quedando la duda para aquellos puestos de trabajadores que prestan servicios subordinados en industrias como las de seguridad y vigilancia, donde los turnos son de 12 horas continuas, porque así lo requieren las necesidades inherentes al servicio. Lo anterior, además de que debe ser considerado —pues es muy común que los trabajadores lleguen a laborar tiempo extraordinario, totalmente legal siempre y cuando sea debidamente remunerado—, nos permite observar cierta incongruencia ya que la ley en comento prevé como delito el trabajo en estas condiciones. En este sentido, pareciera proponer que se considere al trabajo extraordinario legalmente remunerado bajo el mismo supuesto de la delincuencia de trata de personas. Para mí, no tendría por qué caber duda de que las disposiciones laborales sólo aplican ya que se trata de la ley especial, partiendo de un vínculo legal regulado y que cumple con el marco vigente. Insistimos en que la trata de personas debe perseguirse así como cualquier forma de trabajo infantil o forzoso y no sólo desde el ámbito laboral. No obstante, no debe darse pie a ninguna forma de interpretación de que las organizaciones puedan caer en este supuesto porque implica un riesgo al sector empresarial que cumple con las disposiciones legales. El contenido es responsabilidad del autor. Las empresas deberán tener presente la reforma a la ‘Ley general para prevenir, sancionar y erradicar delitos en materia de trata de personas’.

RkJQdWJsaXNoZXIy MTI3NTM=