Revista CREANDO VALOR RH = AMEDIRH =

MARCO LEGAL La transformación de las Relaciones Laborales en México tos de último momento. Minucias, pensábamos. Aspec- tos de corrección y estilo, tal vez. Pero la influencia de los sindicatos norteamericanos y del Partido Demócrata en los Estados Unidos se apuntaba una victoria introdu- ciendo un mecanismo de solución de controversias en materia laboral, más estricto, más expedito y de ámbito de aplicación inédito. El 10 de diciembre de 2019 los tres países firmaron el Pro- tocolo Modificatorio, que entre otras cosas inserta el Me- canismo Laboral de Respuesta Rápida en Instalaciones Cubiertas, a través del cual se podrían presentar quejas en contra de particulares por violación de derechos co- lectivos laborales. Es decir, no solo existiría conforme al Capítulo 31 un mecanismo de solución de controversias en materia comercial, sino un anexo específico para dis- putas entre México y Estados Unidos (Anexo 31-A) y otro para disputas entre México y Canadá (Anexo 31-B), por probables violaciones a los principios de libertad de aso- ciación y negociación colectiva efectiva. Resulta evidente que los sindicatos estadounidenses y canadienses, así como buena parte del sector político en ambos países, simplemente no confían en la buena vo- luntad de sus socios mexicanos para hacer realidad los principios y obligaciones del Capítulo 23 del T-MEC. En términos futbolísticos, había que tener una “marcación personal” a través de un mecanismo que no encuentra símil en otros tratados multilaterales, para que no solo el gobierno mexicano sino los empleadores en México de- jaran de lado las prácticas, usos y costumbres de simular las relaciones laborales con sindicatos y trabajadores. El Mecanismo de Respuesta Rápida está diseñado para ser una herramienta poderosa para “invitar” a los cen- tros de trabajo en México (“instalaciones cubiertas”), para que desarrollen un nuevo modelo en donde la re- lación con los trabajadores guarde un respeto irrestricto al derecho que tienen sobre decidir pertenecer o no a un sindicato, y en caso de decidir que una organización los represente colectivamente, llevar a cabo verdaderas ne- gociaciones que se caractericen por la transparencia, la honestidad, la democracia y la no injerencia de patrones en la organización y actividades sindicales. No entenderlo así podría llevar a que uno o más em- pleadores dentro de una instalación cubierta pudiera ser sujeto de una queja bajo este mecanismo, por una “denegación de derechos”. Pero ¿quién podría tener in- terés en iniciar desde Estados Unidos o Canadá un pro- cedimiento arbitral en contra de una instalación cubierta en México? Pareciera que cualquier persona, trabajador, grupo de trabajadores, sindicato u organización no gu- bernamental. ¿Un competidor? Podría ser. Uno de los aspectos que más preocupó fue que nuestro país haya aceptado como parte del Protocolo Modificatorio la presunción de culpabilidad como parte del Mecanismo de Respuesta Rápida. Es decir, la parte que inicia una queja tiene la presunción de hacerlo de buena fe y que la supuesta violación afecta el comercio, obligando a que la parte demandada demuestre que no existe la denegación de un derecho de libre asociación o de negociación colectiva efectiva. Conforme al procedimiento establecido en el Mecanismo de Respuesta Rápida, la instalación cubierta podría presentar un plan de remediación, respecto de la denegación de derechos. Si dicho plan correctivo es satisfactorio para la parte acusadora, el procedimiento concluye. Si no es así, la parte actora pide la instalación de un panel conformado por tres expertos, que son elegidos al azar, de listas de panelistas que previamente tendrá cada país. El panel deberá analizar la queja, identificando la legislación aplicable al demandado y si efectivamente la queja ha sido presentada de buena fe. Incluso, el panel podría solicitar una revisión in situ, en donde los panelistas podrían trasladarse a la instalación cubierta a continuar su investigación, para posteriormente emitir un laudo. Si la decisión es que no existió una denegación de derechos, el procedimiento concluye con el laudo. Si la decisión es que sí existió una denegación de derechos, el demandado tendrá una nueva oportunidad de presentar un plan de remediación. Sin embargo, si el plan o su ejecución no satisface a la parte accionante, el panel dará una opinión respecto de la sanción a imponer a la parte demandada, pero la sanción, finalmente corre por cuenta del gobierno del país donde inició la queja. Las sanciones no son cosa menor. La instalación cubierta podría perder los beneficios arancelarios conforme al T-MEC, o bien, recibir una sanción sobre los bienes o servicios que comercializa, o incluso perder el derecho de entrada de sus productos o servicios en el país reclamante, ante dos o más violaciones. Otro aspecto más a considerar: el Mecanismo de Respuesta Rápida no solo es para empresas que exportan o importan en la región, sino para cualquiera cuyos bienes y servicios compitan con otros bienes y servicios en los países firmantes del tratado. Tal es el alcance del Mecanismo de Respuesta Rápida. Tal es la importancia que tiene para nuestros socios comerciales el cumplimiento de obligaciones en materia laboral colectiva en México. Así es la importancia que las empresas en México deben asumir, en repensar su modelo de Relaciones Laborales. El contenido es responsabilidad del autor. 34 Creando ValorRH | Enero - Febrero 2021

RkJQdWJsaXNoZXIy MTI3NTM=