Revista CREANDO VALOR RH = AMEDIRH =

CreandoValorRH | Julio - Agosto 2024 34 CÁPSULA LABORAL Pasadas las elecciones presidenciales, el mundo laboral no escapa a la especulación y expectativa sobre lo que viene en lo laboral con el gobierno de Claudia Sheinbaum Pardo. Mas allá de las suposiciones, la contundencia de los resultados alerta sobre el deseo de la gente de continuidad del cambio iniciado en el 2018. Quedó ampliamente superado lo que pudimos pensar o creer en nuestro entorno inmediato y círculo de redes sociales, por una realidad abrumadora. No olvidemos que nuestros colaboradores, sindicalizados o no, también votaron y me parece que debemos tenerlo muy presente ahora, al gestionar al talento. Las condiciones que la ley laboral establece son claras y el cambio va a continuar. Por ejemplo, las tendencias como la reducción de la jornada, la continuidad en los incrementos al salario mínimo por arriba de inflación, sin obviar las inspecciones en los centros de trabajo que seguirán incrementando. O bien, el mensaje con respecto a la nueva “Ley general para prevenir y sancionar y erradicar los delitos en materia de trata de personas”, que contempla las jornadas laborales que excedan los límites legales de no más de 48 horas semanales y 9 horas extraordinarias a la semana y en la que se establece la explotación como delito penal y/o laboral. Todas las anteriores son señales evidentes de que la transformación no sólo continuará sino que irá en aumento. De igual manera, tenemos el apartado relativo del Tratado Comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) que también es muy claro. Se ha observado que no sólo existen quejas laborales en la industria automotriz y es de esperar que haya mayor actividad y exigencia ante las elecciones de noviembre próximo en los Estados Unidos de América, con la consecuente renegociación del mencionado acuerdo. Dicho sea de paso, sea quien sea el nuevo presidente de ese país, el panorama para México será difícil y debemos esperar que la Embajada siga haciendo su trabajo y se refuerce la solidaridad y cooperación de los sindicatos estadounidenses con la fuerza laboral y organizaciones sindicales mexicanas. Si recapitulamos, las legitimaciones de contratos colectivos no han sido más que el aviso de una nueva concepción de las relaciones colectivas. Los sindicatos tradicionales han tenido que empezar a ajustar sus prácticas para no perder presencia en los centros de trabajo. A su vez, los representantes tradicionales, aun no terminan de consolidar las fórmulas que les permitan mantenerse vigentes ante el arribo de sindicatos independientes. Por su parte, los nuevos legisladores también encontrarán una veta de popularidad y “productividad legislativa”, sin mayores riesgos, con iniciativas “en beneficio de los trabajadores”. Muchas de ellas podrían ser sorpresivas, donde lo de menos será pronosticar sus efectos y de donde saldrán los rePor: Hugo Araiza, Consejero Laboral de Amedirh y Presidente del COMITÉ DE RELACIONES LABORALES

RkJQdWJsaXNoZXIy MTI3NTM=