Revista CREANDO VALOR RH = AMEDIRH =

ENFOQUE DE NEGOCIOS Los líderes que operan en un ambiente tóxico pueden experimentar altos niveles de estrés debido a la presión por cumplir con objetivos poco realistas y manejar conflictos internos. Este estrés puede llevar a problemas de salud como el insomnio, la ansiedad y la depresión. Por otro lado, los gerentes que perpetúan una comunicación tóxica, ya sea consciente o inconscientemente, pueden crear un ciclo vicioso en el clima laboral. La falta de habilidades de interacción efectiva e inteligencia emocional puede resultar en una gestión ineficaz de los equipos, lo que a su vez afecta la moral y el desempeño general de la empresa. ¿De qué podemos echar mano? Capacitación en habilidades de comunicación: Esto ayudará a los empleados y líderes a expresar sus ideas y preocupaciones de manera constructiva y a manejar conflictos de manera saludable. Fomentar la transparencia y el reconocimiento: Las empresas deben establecer canales de comunicación claros y accesibles para que los empleados puedan expresar sus inquietudes sin temor a represalias. Desarrollar políticas de apoyo a la salud mental: Promover un equilibrio entre el trabajo y la vida personal es crucial para mantener el bienestar general de los colaboradores. Crear un ambiente inclusivo y respetuoso: Las empresas deben promover la diversidad y la igualdad de oportunidades, y tomar medidas firmes contra cualquier forma de acoso o discriminación. 1. 2. 3. 4.

RkJQdWJsaXNoZXIy MTI3NTM=