Revista CREANDO VALOR RH = AMEDIRH =

Visítanos en: www.amedirh.com.mx 27 COLUMNA INVITADA ¿Quién paga la seguridad social? Por: Gianco Abundiz Cabrero PRESIDENTE DE LA ASOCIACIÓN NACIONAL DE EDUCADORES FINANCIEROS, A.C. Siempre que hago esta pregunta en los foros que participo, la mayoría afirma que el gobierno; otros más informados dicen que el patrón. No faltan los que mencionan que los impuestos que pagamos (bueno… los que sí pagamos); alguno que otro señala que también el trabajador pone de su bolsa. Esas respuestas son equivocadas porque no pregunté ¿quién aporta a la seguridad social? Pues en ese caso lo correcto es decir que dicha aportación es tripartita, entre el patrón, el trabajador y el gobierno. Imagina que estamos en el año 1942 —Segunda Guerra Mundial—, y el gobierno encabezado por el Gral. Manuel Ávila Camacho, informa que, a partir del siguiente año, todos los patrones en México tendrán que otorgar beneficios a sus empleados, similares a los que el Estado ofrecía a los burócratas desde 1925. Pensemos ahora, un señor tenía una fábrica de lápices que vendía a un peso cada pieza. La siguiente gran cuestión es si el dueño de este negocio seguirá vendiendo su producto en el mismo precio después de saber que su nómina incrementará. ¿Tú qué harías? Lo más seguro, es que subas el costo de cada unidad para compensar el aumento; igual unos centavos, pero es claro que no absorberías el impacto del nuevo impuesto de seguridad social. Con lo expuesto hasta aquí, queda claro que todos estos beneficios los pagamos nosotros por el simple hecho de consumir, pues si no existiera esta obligación patronal, los productos serían menos costosos. No estoy en contra de la seguridad social, para nada, ya que es un acto de justicia proteger a los trabajadores, pero donde manifiesto mi desacuerdo es contra los abusos que han ocurrido en el manejo de multimillonarias cuotas que cobra el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Hasta equipos de fútbol han comprado y construido estadios de béisbol. Y ni que decir de las pingües pensiones con las cuales jubilan a sus trabajadores a edades tempranas, cuando los humildes mortales esperamos al menos a los 60 años. Ojalá el actual gobierno, con la bandera que enarbola, se dé cuenta de los problemas reales que tiene el IMSS. El contenido es responsabilidad del autor. “No es más rico el que gana más, sino el que sabe gastar”.

RkJQdWJsaXNoZXIy MTI3NTM=