Revista CREANDO VALOR RH = AMEDIRH =

23 Visítanos en: www.amedirh.com.mx mia aún en curso, hoy se reconoce con mayor convicción la necesidad de contar en las empresas no solo con di- rigentes emprendedores, sino con colaboradores que también lo sean. Es decir, que tengan claridad sobre cuál es su misión y cuáles pueden ser sus aportaciones, que estén empoderados para tomar decisiones y que estén dispuestos a crecer y a tomar riesgos. En tiempos de alta incertidumbre, todos estos rasgos han demostrado ser indispensables porque fortalecen la capacidad de reno- var competencias y el potencial de generar innovaciones radicales o incrementales en respuesta a los entornos cambiantes. Lo que antes se buscaba por fuera, hoy se espera por dentro. La innovación no siempre requiere de grandes inversiones en tecnología e infraestructura de capital. La solución a menudo radica en estimular el comporta- miento empresarial dentro de las organizaciones. El proceso de innovación requiere una cultura motiva- dora. El emprendimiento organizacional es ese tipo de cultura que, a diferencia de la más tradicional, ofrece a los empleados la posibilidad de encontrar nuevas opor- tunidades de innovación al mismo tiempo que satisfacen sus necesidades de sentirse dueños de sus propios pro- yectos sin abandonar la organización. Esto es importante porque, como señala Jennifer Prosek, autora del libro Army of Entrepreneurs, si bien mucha gente tiene estas características emprendedoras, por di- versas razones no están dispuestas a convertirse en em- presarias, situación que las compañías pueden –deben– capitalizar para apuntalar su crecimiento. Por emprendedores organizacionales nos referimos a personas conocidas por su iniciativa, por su forma dife- rente de percibir el entorno, sus capacidades para asumir riesgos y sus características de liderazgo. Están altamen- te motivadas, se basan en objetivos, son extremadamen- te proactivas y tienden a sugerir la creación de nuevos negocios internos orientados a crear nuevos valores y riqueza para la empresa. El emprendimiento organizacional es, pues, la forma de llamar a los emprendedores que se ubican o residen GRANDES TENDENCIAS El espíritu emprendedor dentro de la organización dentro de organizaciones, siendo el término un inven- to social que permite a las personas expresar su propio potencial. Es un estímulo para impulsar el espíritu em- prendedor al interior de las empresas. También puede definirse como el proceso que permite y alienta a los empleados o equipos a iniciar, lanzar, desarrollar, imple- mentar y eventualmente gestionar nuevas ideas y/o me- joras radicales dentro de la organización, aprovechando los activos, la posición en el mercado, los canales y otros recursos de la empresa principal. Cómo fomentar el emprendimiento organizacional Para crear una cultura de emprendimiento organizacio- nal, los líderes (directores y gerentes) deben promover entre ellos y sus asociados una actitud calculada de toma de riesgos y tolerancia a los errores; ejercer un liderazgo innovador; establecer una estructura organizativa que facilite el trabajo en equipo, la relación y la flexibilidad; diseñar mecanismos de comunicación y un sistema de recompensa apropiado; así como asignar recursos para financiar proyectos nuevos. Esto implica ofrecerles las herramientas, las habilidades, el contexto y la perspectiva que requieren para pulir sus destrezas. Las organizaciones se diversifican a través del desarrollo interno. Es decir, no solo se fortalecen las personas, sino la empresa misma. Un recurso clave es la comunicación franca sobre la salud de la organización, pues empodera a los colaboradores, tornándolos más seguros y productivos; en consecuencia, comienzan a pensar y actuar como dueños, con todas las ventajas que ello implica. Otra forma de promover la actitud emprendedora del equipo es hacer que la organización sea tan plana como resulte viable, de tal modo que los directivos y los em- pleados puedan sentarse ante la misma mesa, con liber- tad para interactuar en entornos colaborativos, sin los condicionamientos de la jerarquía tradicional. La acce- sibilidad de los líderes alienta el diálogo sobre las ideas nuevas, de donde pueden derivarse oportunidades de crecimiento. Los tiempos de los gerentes autocráticos no Por emprendedores organizacionales nos referimos a personas conocidas por su iniciativa, por su forma diferente de percibir el entorno, sus capacidades para asumir riesgos y sus características de liderazgo. Continúa...

RkJQdWJsaXNoZXIy MTI3NTM=