Revista CREANDO VALOR RH = AMEDIRH =

Hace varios meses, cuando llegaron las primeras noticias so- bre un virus desconocido en una provincia china, nadie ima- ginóque una consecuencia sería la consolidación del espíritu emprendedor. Y afortunadamente así ha sido, de acuerdo con los resultados de la encuesta realizada por Ipsos para tomar registro del Índice de Espíritu Emprendedor. La encuesta, realizada entre más de 20mil hombres y muje- res en 28 países, demuestra que una de cada tres personas adultas en el mundo tiene un nivel muy alto de espíritu em- prendedor. Esta es, sin duda, una buena noticia. Como se sabe, las crisis, aunque dolorosas y angustian- tes, son fundamentales para el desarrollo de las socieda- des. Las pandemias, concretamente, también han hecho contribuciones significativas, lo mismo en el avance de las ciencias de la salud que en la transformación de los com- portamientos sociales, que en esta fase pospandémica incluye la innovación tecnológica, la toma de riesgos, la actitud proactiva y la transformación organizacional. El Índice de Espíritu Emprendedor El Índice de Espíritu Emprendedor patentado por Ipsos, analiza la prevalencia de 18 características empresariales, que van desde tener una sólida ética de trabajo hasta el gusto por tomar riesgos calculados. Es decir, además de poseer flexibilidad y ambición, las personas hoy se iden- tifican como “apasionadas por lo que hacen en la vida”, “orientadas al futuro”, “en control de su propio destino” y “buenas al planificar”. Sin embargo, no se trata de una tendencia homogénea en el mundo; existen diferencias importantes de país a país. Por ejemplo, contra lo que pudiera esperarse, Bélgica, Gran Bretaña, Francia, Países Bajos, Corea del Sur y Japón, naciones con un reconocido desarrollo industrial, ocupan los lugares más bajos en el ranking de Ipsos. En contraste, El espíritu emprendedor dentro de la organización Por: AMEDIRH el primer puesto en espíritu emprendedor corresponde a Colombia, seguido por Sudáfrica, Perú y Arabia Saudita. México ocupa el quinto lugar, con 53% de los participantes demostrando un índice de espíritu emprendedor muy alto; 29%, alto; 14%, moderado; y 4%, bajo. Emprendimiento y emprendedores en la empresa Detrás de una gran empresa suele haber una larga his- toria de buenas ideas convertidas en realidad. Sin em- bargo, por mucho tiempo, las grandes organizaciones, caracterizadas por una marcada jerarquía, fueron en los hechos la antítesis del emprendimiento, que es precisa- mente el proceso de concretar la innovación. Notablemente, esta tendencia ha cambiado en los años recientes y, gracias al empuje involuntario de la pande- GRANDES TENDENCIAS 22 Creando ValorRH | Septiembre - Octubre 2021 El proceso de innovación requiere una cultura motivadora. El emprendimiento organizacional es ese tipo de cultura que, a diferencia de la más tradicional, ofrece a los empleados la posibilidad de encontrar nuevas oportunidades creativas.

RkJQdWJsaXNoZXIy MTI3NTM=