Revista CREANDO VALOR RH = AMEDIRH =

ENFOQUE DE NEGOCIOS Hablando de empresas y empresarios 13 Visítanos en: www.amedirh.com.mx la empresa y alcanzar el éxito del proyecto. Podría ser un crecimiento horizontal o vertical del mercado, es decir aumentar el número de empresas que brindan el mismo producto o bien al ofrecer al mercado un nuevo bien o servicio o con nuevas características, respectivamente. Uno de los aspectos fundamentales a considerar para el mercadeo de sus productos es el número de personas que podrían ser los consumidores iniciales y los repetitivos. Los empresarios de mayor éxito basan sus ingresos en ventas masivas de sus productos; refrescos, automóviles, gasoli- na, prendas de vestir, comida, transporte, entretenimiento, televisores, teléfonos celulares, entre muchos otros. Son in- dustrias que compiten por calidad y precio. Existen negocios que dan poca utilidad pero son constan- tes y nobles, habrá otros que si “pegan” darán muchas uti- lidades. El riesgo está en tomar alguna decisión incorrecta y sin fundamento para iniciar un negocio. Aunque siempre existirá la posibilidad de fracasar ya que podría haber even- tos inesperados y poco frecuentes que sitúen en niveles de quiebra los negocios. Lo mejor es cubrir los riesgos y man- tener un monitoreo de su tendencia y los daños que pu- dieran ocasionar en caso de presentarse. Una política de cobertura bien cumplida evita la incertidumbre. La innovación en los productos permite ofrecer nueva ca- pacidad, funcionalidad, desempeño, variedad, es decir, el cambio que las empresas y empresarios de nuevas gene- raciones deben ofrecer para satisfacer la demanda de los consumidores vanguardistas y exigentes de cada época. En la actualidad se tiene un concepto nuevo relacionado con la sustentabilidad. El empresario se debe preguntar si sus productos aumentarán el deterioro del medio am- biente o el de la salud de sus consumidores y por con- ciencia empresarial deberá buscarse la solución o evitar obtener utilidades sin importarle causar esa contami- nación y daño en el mundo que estamos dejando a las próximas generaciones. La importancia de un mercado que no tiene anteceden- tes para el producto que se está ofertando requerirá de la difusión de las ventajas y beneficios que serán disfru- tadas por los consumidores de esos nuevos bienes. A la eficiencia administrativa en la producción y distribución de las nuevas mercancías se unirá la promoción y publi- cidad de sus características para colocarlas en el merca- do y el tiempo y costo que será necesario emplear para llegar a ser rentable. El monto y plazo del financiamiento debe ser suficiente para cubrir todas las etapas del negocio requeridas en pro- ducción, administración y volumen de ventas indispensable para estar por encima del punto de equilibrio, cuando em- piezan a obtenerse utilidades después de cubrir todos los costos fijos y variables de la empresa, lo cual depende de cada sector empresarial y de la habilidad del empresario, tanto para dirigir como para conjugar sus recursos huma- nos, materiales y técnicos de la formamás eficiente posible. La toma de decisiones directivas deberá conjugar su ex- periencia anterior y la que se va forjando en el devenir diario desde su fundación. La empresa se va conforman- do con una cultura de grupo, con un amalgamiento de las piezas humanas y técnicas para la construcción de un perfil empresarial que mostrará la forma en la que res- ponde a los embates del clima empresarial, la compe- tencia, los riesgos, sin olvidar los eventos extremos como la pandemia que el mundo sigue enfrentando, que tan capaces de sobrevivir y renacer somos. ¿Cuál es nuestra resiliencia empresarial? La empresa es entonces, el reflejo o la viva imagen del empresario y su grupo de directivos que permean diaria- mente sus órdenes, estrategias, enfoques, cultura ética, transmitida a través de códigos, reglamentos, slogans, pero sobre todo con los hechos y actitudes que ven y que se quedarán en la mente de los empleados y clien- tes. Ganándose su respeto, admiración y lealtad en la medida que sus acciones sean congruentes con sus prin- cipios empresariales. Entonces, la pregunta fundamental que habla de em- presas y empresarios es la relación humana de los gran- des soñadores, sosteniendo sus anhelos en la base de su fuerza física y moral para alcanzar el siguiente nivel, reconociendo sus capacidades y superando sus limita- ciones, tomando lo mejor de la gente y compensando su esfuerzo. La respuesta buscada a la pregunta ¿Y si hacemos una empresa?, podrá aparecer en los libros de historias de éxito, de superación, de triunfo, en las películas de hom- bres, en los ejemplos de los familiares y amigos exitosos, en los directivos y consejeros de las empresas. Pero es muy probable que la respuesta para cada emprendedor, estará dentro de cada uno de esos nuevos empresarios que el mundo necesita. El contenido es responsabilidad del autor.

RkJQdWJsaXNoZXIy MTI3NTM=