Inicio » Notas Linkedin » ¿Cómo alinear a un facilitador externo con tus proyectos de capacitación?

¿Cómo alinear a un facilitador externo con tus proyectos de capacitación?

¿Cómo alinear a un facilitador externo con tus proyectos de capacitación?

4 de octubre de 2017
¿Cómo alinear a un facilitador externo con tus proyectos de capacitación?

Teniendo claros cuáles son los propósitos de cada programa o acción de capacitación, el siguiente paso consiste en buscar al facilitador o empresa proveedora de entrenamiento que cuente con los recursos idóneos para satisfacer las necesidades del plan.

Junto con la planeación educativa y logística, el facilitador es el otro insumo o agente clave en la operación de la capacitación. En este sentido, el responsable del plan y sus diferentes programas debe asegurarse de garantizar que haya una alineación casi perfecta entre los tres aspectos. Te sugerimos:

  • Convoca a diferentes facilitadores pensando en el perfil del grupo que recibirá la capacitación (sexo, edad, funciones, localidad y de ser posible, estilo de aprendizaje).
  • Selecciona al facilitador/a de acuerdo con su conocimiento, experiencia y habilidades docentes. Revisa y coteja sus credenciales, pide referencias y aplica filtros de control de calidad.
  • Solicita una clase modelo. Esto es fundamental para asegurarte que el facilitador/a cuenta con los elementos de dominio en los temas y control de los grupos. En esta sesión podrás identificar claramente cuáles son sus fortalezas y áreas de mejora. Toma la decisión en hechos y no solo en argumentos y recomendaciones.
  • Construye el contenido. Uno de los mayores riesgos en la operación de la capacitación reside en la falta de pertinencia o congruencia entre los contenidos diseñados por el facilitador y lo que en verdad se requiere. Si bien contratas y delegas esta labor en el experto, es importante que no te despegues para asegurar la calidad.
  • Alineación del material de trabajo. En función del nivel de servicio, asegúrate de que el facilitador prepare “la biblia” del programa (objetivos de aprendizaje, programa sintético, programa analítico o detallado, experiencias de aprendizaje y contenidos), así como el manual del participante y el manual del instructor. Estos soportes serán de gran apoyo para replicar la experiencia en el futuro.
  • Supervisión de campo. Encárgate de que el facilitador/a conozca claramente todas las políticas de protocolo de la empresa de manera que no genere situaciones inesperadas que influyan en el clima del grupo y los resultados. Asimismo, haz control de calidad de la ejecución del programa y la entrega de los contenidos, de manera que se cumpla la promesa ofrecida a los participantes y clientes internos.
  • Documenta los acuerdos en un contrato. Este proceso es fundamental para que se respeten todos los lineamientos y que el facilitador/a entregue justo lo que se solicitó y se requería para el plan de capacitación.

Fuente: Amedirh