Inicio » Notas Linkedin » Clima organizacional: Piensa en los nuevos desafíos

Clima organizacional: Piensa en los nuevos desafíos

Clima organizacional: Piensa en los nuevos desafíos

17 de julio de 2017
Clima organizacional: Piensa en los nuevos desafíos

Mantener un clima organizacional de calidad es más que un objetivo convencional de Recursos Humanos. Aunque en ocasiones es visto simplemente como una tarea de nuestra función, en realidad es mucho más.

¿Sabías por ejemplo que los indicadores de clima laboral son una señal evidente de buena gestión? En las principales economías, incluida la mexicana, la medición del clima organizacional es crucial para asuntos como:

•    Atracción de talento.
•    Inscripción a asociaciones, federaciones y cámaras del sector.
•    Responsabilidad social.
•    Patrocinio de inversionistas.
•    Procesos de adquisición y fusión.

Una empresa que cuenta con condiciones de clima laboral adecuadas, en las que los colaboradores se encuentran satisfechos y comprometidos, va a contar con voceros potenciales en cada uno de los trabajadores. Esto ayudará a atraer a más y mejor talento.

En lo que se refiere a la inscripción en organismos profesionales o industriales, cada vez es más frecuente que se evalúen las mejores prácticas. En este sentido, si no te has preocupado por el clima organizacional tienes una alerta que atender. Prácticamente nadie quiere verse relacionado con una empresa donde la gente se siente mal.

El clima laboral también tiene que ver directamente con la responsabilidad social. La primera comunidad a la que tenemos obligación de atender es la que conforma nuestra organización. Así que manos a la obra, porque no se puede ser candil de la calle y oscuridad de la casa.

Las acciones de bienestar, salud, salario emocional, equilibrio de vida y carrera, contribuyen a mejorar los indicadores de clima organizacional. No lo eches en saco roto pues agregan valor a otras iniciativas como la flexibilidad de horarios y el home office.

Otro punto fundamental es el de la equidad laboral. En la medida de lo posible, busca la manera de promover medidas que favorezcan este aspecto entre los colaboradores, de manera que haya oportunidades en igualdad de circunstancias y sin discriminación.

Así como interesa atraer talento, las empresas también buscan ser atractivas para los inversionistas. A nadie le interesa hoy en día proporcionar recursos para una organización que no estimula a la gente a ser productiva y que no hace nada para mantenerla satisfecha y con bajos niveles de rotación.

Por último, el clima laboral tiene impacto en los procesos de análisis para adquisiciones y fusiones. Después de todo, quién desearía comprar una empresa donde la fuga de talento será la primera amenaza porque nunca se ha trabajado para mantener la lealtad y la pertenencia.

Fuente: Amedirh