Skip to main content
Última actualización: 16 de febrero de 2024
Inicio » Servicios » Noticias » Empleos digitales crecerán 26% para 2030 de la mano de la tecnología

Empleos digitales crecerán 26% para 2030 de la mano de la tecnología

12 de febrero de 2024
NOTA

Actualmente hay 73 millones de empleos remotos en el mundo, en seis años esa cifra alcanzará 92 millones de puestos de trabajo, sectores como el de tecnologías de la información, formación y aprendizaje y servicios de consultoría serán los más beneficiados.

Los empleos digitales seguirán creciendo, para el 2030 la oferta de trabajos remotos será de 92 millones de puestos laborales a nivel global, un crecimiento 26% con respecto al universo actual. De acuerdo con una investigación del Foro Económico Mundial (WEF) en colaboración con Capgemini, el desarrollo tecnológico en los próximos años ayudará a que más actividades se realicen de forma remota.

“El avance tecnológico y la revolución digital han aumentado la capacidad de realizar tareas, conectarse y comunicarse globalmente y remotamente. Tecnologías de la Cuarta Revolución Industrial han estado dando forma al mundo del trabajo durante las últimas dos décadas, pero fue la pandemia de Covid-19 lo que aceleró la adopción de la tecnología en el día a día de los lugares de trabajo”, se indica en el informe.

Este escenario ha permitido el acceso a más empleos remotos. Y a medida que la tecnología se desarrolle y se incorpore en los procesos, se crearán más puestos de trabajo que podrán realizarse desde cualquier parte.

Tecnologías como herramientas de comunicación para videoconferencias, soluciones basadas en la nube, plataformas para recopilación y análisis de datos, y lenguajes de programación son algunos ejemplos del entorno detrás del avance de la digitalización para el crecimiento de empleos remotos. “Las tecnologías pueden seguir alterando aún más la capacidad para realizar tareas desde cualquier lugar”.

Una buena parte de las posiciones remotas que se crearán en la segunda mitad de la década de vinculan con trabajos del conocimiento. Entre los grupos ocupacionales más favorecidos con este crecimiento se encuentran el de tecnologías de la información, servicios de formación y aprendizaje, medios de comunicación, consultoría y ciberseguridad.

Por ejemplo, el desarrollo del metaverso y sus aplicaciones en la formación de talento en habilidades técnicas y blandas puede traducirse en la creación de empleos remotos en el sector de educación.

A decir del WEF, para 2030, los tres factores que cambiarán la composición de los empleos serán la edad de la población (los puestos remotos aumentarán con ello), creación de nuevas posiciones y cambios en los roles ya existentes.

De estos factores, la creación de nuevos empleos remotos y el crecimiento de posiciones que ya pueden realizarse desde cualquier lugar serán los que tendrán mayor incidencia en el aumento total de los trabajos digitales.

Una buena cantidad de los empleos digitales que se sumarán en los próximos años estarán concentrados en actividades con salarios altos, como desarrolladores de software, analistas en seguridad de la información o especialistas en gestión de riesgos.

El informe estima que la mitad del crecimiento de los puestos remotos será en posiciones con remuneración más elevada. Esto se puede traducir en una mejora general de los ingresos, ya que se prevé una reducción de las ocupaciones con sueldos más bajos, como atención a clientes, ventas telefónicas o agentes de cobranza. “La mayor parte de la reducción neta de empleos proviene de ocupaciones con salarios relativamente bajos”.

“El trabajo digital global presenta una oportunidad para utilizar talento en todo el mundo, permitiendo a los empleadores ampliar sus grupos de reclutamiento y países para mejorar su producción, ya sea capitalizando sobre los dividendos demográficos o ampliando el acceso a buenos trabajos”, destacan el WEF y Capgemini.

Sin embargo, advierte la investigación, el crecimiento de una fuerza laboral global también representa riesgos, principalmente para las personas en actividades como la manufactura.

“El potencial para la distribución global del trabajo de servicios crea oportunidades para los trabajadores de todo el mundo, pero también conlleva riesgos para aquellos que pierden con la deslocalización de dicho trabajo”.

¿Cómo alcanzar la meta?
Aunque hay factores en el corto plazo que permiten proyectar el crecimiento de los empleos digitales, la organización destaca que se requieren acciones colectivas para lograrlo. “Crear una fuerza laboral digital global que esté prosperando, segura e inclusiva requiere la acción de los empleadores, países e individuos”.

Por ejemplo, las economías que desean beneficiarse de esta tendencia deben garantizar la infraestructura para acceder a los nuevos roles remotos. También se requiere desarrollar programas de formación que doten a las personas de las habilidades adecuadas.

En el caso de los empleadores, aspirar a una fuerza laboral digital y global demanda un cambio en las prácticas de gestión y en el reclutamiento, así como transformaciones culturales para adoptar nuevos modelos de trabajo.

“Promover salarios justos, uso responsable de la tecnología, brindar flexibilidad y protección a todos los trabajadores; garantizar la salud y el bienestar; impulsar la equidad, diversidad e inclusión; fomentar una cultura de aprendizaje continuo y la empleabilidad, todo tendría que lograrse para contar con una buena fuerza laboral digital global”, concluye el informe.

La pandemia y el cambio al trabajo remoto es una lección sobre cómo el reordenamiento del lugar de trabajo y de la fuerza laboral tiene un impacto en los modelos laborales, de negocio o la innovación, concluye el WEF y Capgemini.

Con información de Gerardo Hernández. Publicado en El Economista.
https://www.eleconomista.com.mx/capitalhumano/Empleos-digitales-creceran-26-para-2030-de-la-mano-de-la-tecnologia-20240211-0047.html