Skip to main content
Última actualización: 24 de mayo de 2024
Inicio » Servicios » Noticias » Calidad de empleo se mantiene como un desafío en México

Calidad de empleo se mantiene como un desafío en México

1 de junio de 2023
calidad empleo

Pese a que en el primer trimestre del año crecieron los trabajos con prestaciones como vacaciones o aguinaldo, no se trata del todo de empleos formales, pues no les ofrecen a las personas acceso a instituciones de salud o estabilidad laboral.

El trabajo subordinado se fortaleció en el primer trimestre del año al sumar 358,992 nuevas plazas. Por posición en la ocupación, éste fue el renglón con mayor crecimiento; sin embargo, la calidad del empleo retrocedió al aumentar el número empleados sin contrato por escrito y acceso a la seguridad social.

De acuerdo con los datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), durante el primer trimestre del año, al interior de la población de trabajadores subordinados se observó un aumento de 473,000 personas que laboran para un empleador pero que no cuentan con acceso a instituciones de salud. En términos nominales, éste es el mayor aumento en este renglón en los últimos dos años.

No obstante, el deterioro más visible en la calidad del empleo se observó entre quienes cuentan o no con un contrato por escrito. A los trabajadores subordinados sin esta garantía laboral se sumaron 944,929 personas, según las cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Este comportamiento en el comparativo trimestral contrasta al considerar que hubo un crecimiento en los trabajadores subordinados que cuentan con prestaciones, pues en este renglón se reportó un incremento de 486,000 plazas.

En la formalidad también puede haber informalidad, en el mercado laboral se pueden encontrar personas trabajadoras con una cobertura parcial de derechos laborales, como el acceso a la seguridad social, subraya Ana Bertha Gutiérrez, coordinadora de Comercio Exterior y Mercado Laboral del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

«No es inusual ver un empleo que si bien no está registrado ante el IMSS, tiene ciertas prestaciones como aguinaldo o vacaciones y por eso podemos ver un fenómeno como el hecho de que crezca la población con prestaciones y no la población con seguridad social. Es el tema de las diferencias entre la formalidad y la informalidad», expone.

Los empleos asalariados sin acceso a instituciones de salud y sin contratos por escrito quedan fuera de la definición de trabajo decente de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), considerados como cualquier “empleo productivo que genere un ingreso justo, la seguridad en el lugar de trabajo y la protección social para todos, mejores perspectivas de desarrollo personal e integración social, libertad para que los individuos expresen sus opiniones, se organicen y participen en las decisiones que afectan sus vidas, y la igualdad de oportunidades y trato para todos, mujeres y hombres”.

Margen de mejora para el mercado laboral
Para Brenda Flores, analista de la organización México ¿Cómo vamos?, aún persisten los problemas estructurales en el mercado de trabajo, como la informalidad y la baja participación femenina, lo que demuestra la necesidad de políticas públicas focalizadas en estas áreas para revertir las condiciones poco favorables.

“No estamos viendo estrategias lo suficientemente enfocadas para realmente atacar esos problemas. Estos números generales positivos (de la ENOE) vienen por factores externos, como el incremento de la inversión por el nearshoring, pero no se observan esfuerzos estratégicos para incrementarlos”.

Además de esto, señala la especialista, hay que tomar en cuenta el déficit que tiene el mercado por el rezago en los puestos de trabajo adicionales que no se crearon en los últimos años para incorporar a las nuevas generaciones.

“Tenemos que considerar todo lo que dejamos de generar, no sólo es recuperar los niveles que teníamos antes, sino que fueron tres años en los que no estuvimos generando todo esto. El arranque de año es positivo para el empleo, nos gustaría ver que se mantenga ese ritmo”.

Otro de los puntos en los que hay que poner atención, agrega Ana Gutiérrez, es en el crecimiento de la población no económicamente activa. «Es algo que se puede aprovechar desde el punto de vista de la holgura del mercado laboral, ya que habría más disponibilidad de mano de obra para las empresas que quieran iniciar actividades en México».

Con información de Gerardo Hernández, publicado originalmente en EL ECONOMISTA

https://www.eleconomista.com.mx/capitalhumano/Precariedad-laboral-avanza-aumentan-trabajos-sin-contrato-ni-seguridad-social-20230529-0078.html