Revista CREANDO VALOR RH = AMEDIRH =

22 > GRANDES TENDENCIAS Generaciones diversas: planear la fuerza de talento Por: Amedirh Mucho más que una tendencia, la diversidad de generaciones obedece al comportamiento cíclico de la población. Como ha sido ampliamente in- vestigado, existen periodos con mayor o menor volumen de nacimientos y esa dinámica influye en el envejecimiento social, o bien, en su renovación. En las economías en vías de desarrollo, como las de América Latina, China e India, se activaron planes y protocolos para la planificación de la población (la mayoría de ellos hacia los años 70). En consecuencia, surgieron ‘bonos demográficos’ que no todos los gobiernos supieron aquilatar y aprovechar. En Europa y Japón, el envejecimiento se agudiza, mientras que en América y África hay millones de jóvenes sin acceso a la educación y empleo. En medio de ello, se encuentran el mercado y las empresas, lidiando con olas de egresados del sis- tema educativo con habilidades no resueltas. Las organizaciones de todos los tamaños dedican múltiples esfuerzos para mitigar los rasgos ne- gativos de la frágil planeación demográfica. En ello, los ejecutivos de Recursos Humanos encaran grandes retos y compromisos. Ante el desorden demográfico, se requiere planificar la fuerza de trabajo pensando en los diversos segmentos según el grupo de edad. Al contar con un plan, es posible anticiparse a los efectos que tendrá en la cultura organiza- cional, el clima y la productividad. Mediante la estrategia adecuada, se puede prever de manera idónea el esfuerzo econó- mico y gerencial para incorporar a los nuevos jóvenes y egresar al talento de mayor edad. Con el análisis correcto de la planeación de la demanda, es posible poner en práctica filo- sofías y políticas de compensación de mayor flexibilidad que respondan a los beneficios esperados por la fuerza de trabajo. Ninguno de los enunciados anteriores puede quedar sujeto al azar. Si se estudia con tanto de- talle el comportamiento del consumidor, ¿por qué no hacer lo mismo con el recurso humano? Siendo el talento la mayor riqueza de las empre- sas, no es posible soslayar su estudio y compren- sión, para así, asegurarse de moderar el impacto que habrá en el corto y mediano plazos. La población mexicana, de acuerdo con exper- tos en la materia y organismos oficiales, enve- jece con velocidad hacia una tasa de crecimiento anual más elevada de aquí al 2030. Por un lado, se piensa en cómo incorporar a los jóvenes al primer empleo, pero igualmente necesario es diseñar el futuro social para incluir a todos. Ahí están las cifras, marcando tendencia, que indican a las empresas que deben preparar- se para recibir a los más jóvenes, sin dejar de sostener los puentes con quienes han desarro- llado experiencia, aprendizaje y valor para la organización. CreandoValorRH | Julio - Agosto 2019

RkJQdWJsaXNoZXIy MTI3NTM=