Noticias

  • Inicio
  • Servicios
  • Noticias
  • Suman al menos 65 mil empresas al registro de servicios especializados

Suman al menos 65 mil empresas al registro de servicios especializados

03 de Septiembre 2021

Suman al menos 65 mil empresas al registro de servicios especializados

Con la suma de 2 millones 720,000 trabajadores contratados de manera directa –a cuatro meses de que entró en vigor la reforma en materia de subcontratación–, las autoridades laborales anunciaron que concluyó el plazo para que las empresas puedan realizar la sustitución patronal de sus trabajadores y evitar los efectos negativos en materia laboral y fiscal; pero también empieza una nueva etapa de supervisión.

La secretaria de Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde, comentó a El Economista que el primero de septiembre inicia una nueva etapa en la que la dependencia dará un seguimiento puntual a la implementación de la reforma, sobre todo porque concluyen dos plazos fundamentales establecidos en la reforma en la materia aprobada en abril de este año y con la que se pone fin al outsourcing.

“Vamos muy bien con buenos resultados, ya hay más de 2.7 millones de trabajadores contratados directamente por el patrón y en el caso del Repse se ha hecho un esfuerzo muy grande para poder acortar los plazos para otorgar los registros a las empresas que realizaron su trámite. Se está tratando de responder en promedio en 12 días, ni siquiera los 20 días establecidos por la Ley, lo que permite dar respuesta a las empresas interesadas en prestar un servicio u obra especializado”, detalló la titular de la STPS

Destacó que “el primero de septiembre es una fecha importante, pues entra en vigor la reforma en materia de subcontratación, y con ello también los efectos fiscales, que en caso de no haber realizado los cambios de la sustitución patronal o el registro, impide la deducción de las facturas y con ello los efectos del registro”.

A su vez, Alejandro Salafranca, titular de la Unidad de Trabajo Digno de la STPS, dijo en entrevista con El Economista que desde este miércoles se tienen los primeros reportes de la reforma en materia de subcontratación que va en dos sentidos, “el primero relacionado con la adopción de trabajadores, de manera directa por el patrón (sustitución patronal), y el segundo que está relacionado con el registro ante el Repse para quienes buscan dar servicios especializados”.

Tras señalar que el Congreso de la Unión otorgó un plazo de un mes, hasta el primero de septiembre, para realizar el proceso que permita terminar con el outsourcing, tal y como lo estipula la ley, destacó que no corresponde a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social ampliar los tiempos; “lo que vemos hoy, con los primeros números es que hay empresarios interesados en dar cumplimiento a la ley, por lo que hay más de 2.7 millones de trabajadores con un patrón”.

Añadió que los trabajadores que estaban subcontratados por insourcing y outsourcing “ya han sido reconocidos por sus patrones como trabajadores, y eso muestra una voluntad enorme por cumplir”.

Sobre el Registro de Prestadoras de Servicios Especializados u Obras Especializados (Repse), dijo que hasta el 31 de agosto se tenía un universo de 120,000 empresas susceptibles de inscripción, de las cuales 65,000 de ellas concluyeron con el proceso del registro.

“Por ahora no sabemos cuántos trabajadores están contratados bajo Servicios Especializados, la plataforma ahora nos da los datos de los registros que se autorizaron que son cerca de 65,000, que indican que el sector empresarial ha acudido en masa a cumplir con la ley”, destacó.

Salafranca expuso que el diagnóstico que se tenía, previo a la reforma, ha sido el correcto, pues se tienen los primeros resultados en los que más de 2.7 millones de trabajadores –de unos cinco millones de subcontratados previo a la reforma– tendrán derechos laborales reconocidos, entre ellos seguridad social y pago de utilidades dado que se tiene como patrón a la empresa productiva real donde han trabajado siempre”.

Salafranca dijo que el salario también comentó que la cotización en el IMSS de los trabajadores que fueron reconocidos por su patrón se incrementó en 12%; “parte de la subcontratación era un mecanismo para fomentar la productividad a costa de los derechos de los trabajadores se está confirmando; de ahí que era importante terminar con la simulación, afectando a las empresas que sí han cumplido siempre, esa noticia es buena para los empresarios que siempre han cumplido con la ley”.

Sigue el Repse
Salafranca destacó que el Repse es un sistema robusto que no se ha colapsado y que estará habilitado para las empresas que aún quieran registrarse, “puede suceder que hoy no requieran servicio, pero más adelante necesitan personal especializado, entonces pueden acudir a solicitar el registro”.

No obstante, destacó que quienes, a partir de este primero de septiembre, mantienen a personal tercerizado, deben cumplir cabalmente con la nueva ley tanto laboral como fiscal, en donde toda empresa que ofrezca este tipo de servicios debe contar con un registro otorgado por la STPS.

Lejos de encontrar resistencia del sector empresarial, reconoció que “había dudas sobre el proceso, pero estas se fueron atendiendo con mucha colaboración, y si bien no conocemos el universo de empresas que ofrecían este de subcontratación, sí sabemos que el punto de partida, con la creación del Repse, es que estuvieron interesadas al menos 120,000 empresas y de ellas, al menos 65,000, concluyeron de manera correcta el proceso”.

Nuevas reglas, en vigor desde hoy
Después de una prórroga, con el inicio de septiembre entró en vigor a plenitud la reforma de subcontratación con sus disposiciones fiscales y de seguridad social. Éstos son los cambios que deberán respetar proveedores y usuarios de servicios especializados:

1. Registro obligatorio. Los servicios especializados deben estar inscritos ante la STPS cuando se ponga a disposición trabajadores propios en beneficio del cliente para cumplir con el contrato.

2. Multas históricas. Ofrecer o beneficiarse de los servicios de outsourcing sin el registro correspondiente puede ser sancionado con una multa de hasta 4 millones 481,000 pesos.

3. Pena de cárcel. La simulación de los servicios especializados o la subcontratación laboral se castigarán con cárcel al ser considerado delito de defraudación fiscal.

4. Beneficio fiscal limitado. No se pueden deducir facturas por concepto de suministro de personal. Únicamente serán deducibles o acreditables ante el ISR y el IVA los gastos por la subcontratación regulada por la STPS.

5. Cuentas claras. Las prestadoras de servicios y las empresas tendrán que entregar reportes cuatrimestrales al IMSS y al Infonavit sobre los contratos de tercerización celebrados.
Fuente: Elaborado con datos de la IFT.

Con información de El Economista.