Noticias

  • Inicio
  • Servicios
  • Noticias
  • Retorna empleo a niveles previos a la pandemia aunque en condiciones más precarias

Retorna empleo a niveles previos a la pandemia aunque en condiciones más precarias

20 de Agosto 2021

Retorna empleo a niveles previos a la pandemia aunque en condiciones más precarias

El mercado laboral culminó en el segundo trimestre del año la recuperación de la totalidad de los empleos perdidos a causa de la emergencia sanitaria por la covid-19. Sin embargo, a pesar de que la ocupación ya retornó a sus niveles previos a la pandemia, hay indicadores que aún presentan rezagos y evidencian una reconfiguración de las condiciones de trabajo en el país, como un mayor número de personas laborando jornadas reducidas y con menores ingresos.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), y tras el ajuste de las cifras anteriores como resultado del Censo 2020, en el segundo trimestre del 2021 la población ocupada abarcó a 55 millones 242,748 personas, es decir, 184,298 más de las que había en el primer trimestre de 2020, previo al periodo con más restricciones económicas por la pandemia.

A pesar de la recuperación del empleo, la fotografía del mercado laboral no es la misma a la que había hace uno poco más de un año. Detrás del retorno a los niveles ocupación hay una fuerza laboral en condiciones muy distintas y sectores económicos que aún registran pérdidas.

En contraste con lo recuperado, la tasa de desocupación se ubicó en el segundo trimestre del año en 4.2%, un nivel 0.8 puntos porcentuales por arriba de lo observado previo a la pandemia y lo que se traduce en 468,989 personas más en esta condición.

En tanto, las personas inactivas pero disponibles para laborar registraron un incremento de 39% respecto de la cantidad reportada antes de la crisis sanitaria. La inactividad ocasionada por las pocas posibilidades que percibe la gente para encontrar un empleo es uno de los aspectos detrás de la recuperación, apuntó Gabriela Siller, directora de Análisis Económico y Financiero de Banco Base.

“Podemos ver el reporte desde dos ópticas: lo que se ha recuperado, que es mucho, y lo que falta por recuperarse, que desafortunadamente también es mucho”, expuso la especialista.

Los matices de un mercado laboral que ya retornó a sus niveles de ocupación también son diferenciados entre los sectores económicos. Las actividades agropecuarias son las únicas que muestran ganancias en términos generales. En este sector hay 6.8 millones de personas ocupadas, con un avance de 382,518 personas más de las que empleaba en el primer trimestre de 2020.

En cambio, el sector industrial, a pesar de emplear a 13.7 millones de trabajadores, se encuentra con 20,513 plazas por debajo del nivel prepandemia. Esto se explica en buena medida por el rezago en las actividades de manufactura y extractivas, aunque las ganancias en el ramo de la construcción han compensado parte del déficit.

El sector servicios, por su parte, es el que más afectaciones presenta y la recuperación total del empleo aún se refleja en estas actividades que, con una población ocupada de 34.2 millones de personas, su empleo aún presenta un déficit de 194,240 plazas.

En la carrera de la recuperación, la formalidad se suma también a la parte perdedora. El sector informal ganó ya 273,123 empleos por arriba del dato del primer trimestre de 2020, mientras que la formalidad se encuentra todavía con un déficit de 88,825 plazas para el mismo periodo.

Recuperación, pero sin calidad
La recuperación no ha sido uniforme y ha acentuado problemas estructurales que tenía el mercado laboral mexicano, opinan especialistas. El retorno de la ocupación al punto de partida no es un camino que se haya recorrido de la mano de la calidad del trabajo.

“La realidad es que la recuperación se está presentando más por el lado de los empleos precarios, de bajos salarios y de menor horas de lo que a uno le gustaría”, subrayó Carlos Ramírez, director de Desarrollo de Negocios de Integralia Consultores.

Según la ENOE, la ocupación recuperada se ha concentrado en el perfil salarial más bajo, la población que gana hasta un salario mínimo aumentó en un millón 869,306 personas respecto del primer trimestre del año pasado. Todos la ocupación en los niveles con mayores remuneraciones disminuyeron en el comparativo prepandemia.

“Puede ser que tengamos un número similar de empleos al que teníamos antes de la pandemia. Pero ojo, no está siendo una recuperación igualitaria, es una recuperación donde la gente ya trabaja las mismas horas que trabajaba antes, pero no ingresa la misma cantidad de dinero y, además, los hogares encabezados por mujeres la están pasando aún peor”, indicó Sofía Ramírez, directora general de México ¿Cómo Vamos?

La reactivación del mercado de trabajo también profundizó la subocupación; es decir, el número de personas que labora jornadas reducidas y que necesita trabajar más. Este indicador abarca al 13.2% de la población ocupada, un nivel 4.9 puntos porcentuales por arriba de lo observado antes de la pandemia y que implica un aumento de 2.7 millones de personas en esta condición.

Sofía Ramírez consideró que las condiciones de trabajo observadas a pesar del retorno al punto inicial del empleo se vinculan a la recuperación natural que ha tenido el mercado. “Hay una recuperación por inercia más que por un proceso deliberativo, de política pública y de promoción del empleo de buena calidad”.

En esto coincide Carlos Ramírez, al explicar que la recuperación desigual de los indicadores se debe al mismo ecosistema en el que se reactivó el mercado. “Había distintos caminos y trayectorias para lograr la recuperación, no sólo la velocidad, sino la calidad”.

Con información de El Economista.