Noticias

  • Inicio
  • Servicios
  • Noticias
  • Reformar outsourcing afectaría economía del país: IP

Reformar outsourcing afectaría economía del país: IP

13 de Febrero 2020

Reformar outsourcing afectaría economía del país: IP

Realizar una modificación restrictiva en la Ley Federal del Trabajo sobre la subcontratación, mejor conocido como outsourcing, conllevaría a tener efectos nocivos en la economía del país, perdiendo a la vez empleos, pero sobre todo se pondría en riesgo los ingresos por las exportaciones que realiza México, afirmó el Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

Durante su participación en el parlamento abierto en materia de subcontratación en el Senado de la República, el director general de políticas públicas del CCE, Javier Treviño Cantú, señaló que en una regulación establecida actualmente en la ley, que no ha terminado de ser implementada, no debería reformarse sobre algo que no ha sido probado y medido.

“Una regulación altamente restrictiva conllevaría inevitablemente efectos nocivos en la economía, no solo se perderían empleos, también se pondrían en riesgo los ingresos por exportaciones, ya que sectores como la industria automotriz, la aeroespacial, la electrónica y el sector minero, hacen un uso extensivo de esta forma de contratación”, afirmó.

Expuso que es necesario que el gobierno junto con las empresas formales de subcontratación y el sector patronal, “colaboren para realizar una adecuada implementación de la legislación vigente, con algunas precisiones que podrán mejorarla, como la de establecer un registro de empresas de subcontratación”.

“Es importante discutir ampliamente las ventajas y desventajas de las reglas que se propusieron, para frenar el uso de la subcontratación. La discusión se ha centrado principalmente en el falso argumento de que es causa de la precarización del empleo. Sin embargo, hay pocos estudios formales que analizan el fenómeno”, dijo.

Sin un análisis profundo del fenómeno, la regulación propuesta podría poner en peligro numerosas fuentes de empleo. Según las estimaciones mencionadas, existen más de 4.5 millones de trabajadores que en el 2018 se emplearon bajo este modelo en el sector formal de la economía.

Treviño Cantú señaló que los riesgos de las propuestas aprobadas en la Comisión del Trabajo del Senado, “son mayores en un contexto de bajo crecimiento y disminución de la actividad económica”.

“Consideramos que más allá de realizar una reforma al marco regulatorio laboral actual, es importante que tanto la Secretaría del Trabajo como el IMSS, cuenten con los medios y atribuciones para realizar una adecuada supervisión y combatir la subcontratación ilegal, cuyas prácticas además de establecer condiciones que precarizan el empleo, se convierten en medios de evasión o elusión fiscal”, aseveró.

El representante del CCE exhortó a al Senadopara abordar la discusión con responsabilidad y tomar en cuenta las opiniones de los sectores productivos que saldrían mayormente afectados por una modificación tan severa.

Con información de Milenio.