Noticias

  • Inicio
  • Servicios
  • Noticias
  • Propone Iniciativa Privada oportunidades para "Jóvenes Construyendo el Futuro"

Propone Iniciativa Privada oportunidades para "Jóvenes Construyendo el Futuro"

09 de Julio 2021

Propone Iniciativa Privada oportunidades para "Jóvenes Construyendo el Futuro"

 El sector empresarial refrendó su compromiso con el gobierno para seguir impulsando la formación de jóvenes en las empresas y planteó algunas áreas que pueden mejorar para fortalecer el proyecto.

Jóvenes Construyendo el Futuro (JCF) es uno de los programas prioritarios del gobierno federal. En más de dos años de operación se ha vinculado a 1 millón 800,000 aprendices a un centro de trabajo para capacitarse y desarrollar competencias que les permitan incorporarse al mercado laboral. Hasta ahora, el balance del proyecto es positivo, coinciden la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) y el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), pero aún hay áreas de oportunidad.

Durante el evento Jóvenes Construyendo el Futuro: Impulsando al talento mexicano, la iniciativa privada refrendó su compromiso con la STPS para seguir con la vinculación de aprendices en las empresas, reconociendo que el programa es una vía para mejorar las oportunidades de los jóvenes que se encuentran fuera de la economía y la educación y, al mismo tiempo, con beneficios para las organizaciones.

“En México contamos con poco más de 24 millones de jóvenes de entre 18 y 29 años, de los cuales aproximadamente 5.8 millones no participan en procesos educativos o productivos. Las cifras son alarmantes y es por ello que sociedad y gobierno tenemos que crear las condiciones para que los jóvenes puedan desarrollarse y alcanzar su potencial”, apuntó Pablo González, presidente de la Comisión de Educación del CCE.

Con el objetivo de fortalecer el programa, el CCE planteó los cinco ejes de una propuesta de mejora:

  • Robustecer la vinculación y capacitación con planes integrales y efectivos en todos los centros de trabajo.
  • Reforzar los mecanismos de seguimiento, evaluación, transparencia y rendición de cuentas.
  • Ofrecer herramientas para apoyar la labor de los tutores, así como una certificación para éstos.
  • Atender el abandono de los aprendices.
  • Mejorar las opciones para empleabilidad y generación de oportunidades para los jóvenes al terminar el año de capacitación.

En ese sentido, Pablo González subrayó que el programa no sólo ha beneficiado a los jóvenes con formación para mejorar sus oportunidades en el mercado, también ha impacto de manera positiva en las empresas, generando un semillero de talento para las organizaciones y mejorando los ambientes de trabajo.

“Los jóvenes nos han hecho mejores como personas y organizaciones, sus historias de lucha y perseverancia, así como su determinación y empuje nos inspiran, animan y enriquecen a todos”, afirmó el integrante del CCE.

Jóvenes Construyendo el Futuro es quizá uno de los proyectos con mayor coordinación entre la iniciativa privada y el gobierno, actualmente el programa cuenta con 268,487 aprendices activos, quienes reciben una beca mensual de 4,310 pesos por un año.

400,000 becarios, meta 2021
Luisa María Alcalde Luján, titular de la STPS, indicó que el objetivo de la dependencia a su cargo es que la vinculación de 400,000 aprendices este año. Si bien el número de jóvenes atendidos hasta ahora es aceptable, agregó, el objetivo es que nadie quede fuera del programa.

“Hay muchísimos jóvenes más en todos los rincones de México que merecen alternativas y posibilidades. Creo que hemos logrado quitar ese estigma tan dañino de llamarles 'ninis'; juntos tenemos que ir demostrando que no hay tal y que estos jóvenes merecen, como cualquier otro, que les tendamos una mano para que todos podamos caminar juntos”, expuso la funcionaria federal.

Alcalde Luján destacó que el programa es un ejemplo de lo que se puede construir entre el sector privado y el gobierno en diversos terrenos. “Hemos puesto por delante el objetivo compartido de atender una problemática en nuestro país de millones de jóvenes que no estudian y no trabajan, no por falta de ganas, actitud o porque quieren estar de flojos, sino por falta de alternativas y oportunidades”.

En su intervención, Carlos Salazar Lomelín, presidente del CCE, aseguró que la movilidad social es el tema más importante que enfrenta un país. Los jóvenes quieren oportunidades, y cuando estas son otorgadas, se crea un circulo virtuoso en el que la persona se siente plena y crea beneficios para todos.

“Queremos que todos los jóvenes tengan la oportunidad de moverse socialmente, que dependa absolutamente de ellos la posibilidad de mejorar, que sea su esfuerzo, dedicación y habilidades los que los vayan empujando a un mejor estado social, a una mejor capacidad y beneficio para sus propias familias”, dijo el presidente del Consejo Coordinador Empresarial.

Las empresas son el vehículo que le permitirá a millones de jóvenes construir su futuro con una forma correcta de conducirse, mejorando no sólo su entorno familiar, también a la sociedad, expresó.

Con información de El Economista.