Skip to main content
Última actualización: 29 de mayo de 2024
Inicio » Servicios » Actualidad RH » Dilemas éticos: Las pesadillas de RH con las nuevas tecnologías

Dilemas éticos: Las pesadillas de RH con las nuevas tecnologías

16 de junio de 2023
Web tecnologias

La digitalización y automatización en las empresas es una realidad, pero ahora Recursos Humanos se enfrenta al desafío de asegurar que las tecnologías garanticen igualdad y privacidad, entre otros derechos de las personas trabajadoras.

Dicha premisa, apunta como dardo feroz a una dimensión —de acuerdo con Blackman— a la que de distintas maneras, el mundo empresarial suele sacar la vuelta con términos o conceptos que pretenden dulcificar el impacto. Me refiero, a los dilemas éticos y cómo manejaros cuando en ellos confluyen las nuevas tecnologías y las personas.

En los años recientes, todas las organizaciones —sin distinción de tamaño, misión y sector—, han hecho grandes esfuerzos para automatizar sus procesos y digitalizar sus operaciones. Además de presupuestos que en ocasiones son millonarios, las compañías han destinado recursos diversos para que el talento humano adopte con agilidad más y mejores herramientas. La pandemia de Covid-19 contribuyó a acelerar y dinamizar este fenómeno.

Sin embargo, como Blackman lo señala, nos hemos enfrentado a muchas pesadillas en las que se han visto envueltas las personas, las tecnologías y la ética. Incluso, antes de pasar al terreno de las grandes innovaciones, recordemos que durante el confinamiento para evitar contagios en el periodo pandémico, nos hicimos fuertes cuestionamientos por el subsidio al pago de internet de los colaboradoresy hasta por su reincorporación presencial obligatoria a los centros de trabajo.

¿Por qué en su momento resultó tan complicado responder esas preguntas? ¿Acaso no debemos poner en primer término la seguridad e integridad de quienes colaboran en nuestros equipos? Si lo observamos detenidamente, las empresas se encontraban en una situación límite, sin reservas para brindar mejores apoyos a su capital humano y, en algunos casos, al borde del colapso financiero. ¿Cómo decidir éticamente en tales circunstancias, reflexionarán algunos?

Así pues, el arribo de la llamadainteligencia artificial nos obliga a encarar asuntos como el plagio de contenido, la necesidad de verificar los datos una y otra vez porque las herramientas tal y como están ahora, entregan información inexacta y hasta falsa. Más aún, nos encontramos obligados a analizar a profundidad de qué manera estamos entrenando a estas nuevas tecnologías.

Pensemos, por ejemplo, en las aplicaciones de la inteligencia artificial en procesos de Recursos Humanos como son la atracción de talento, la capacitación, la selección de candidatos para promociones internas, entre otros. ¿Podemos confiar en que las herramientas están libres de sesgos capaces de inducir el pernicioso efecto de la discriminación? ¿Cómo podemos asegurarnos de que son confiables y actuarán éticamente mejor que nosotros?

A decir de Blackman, pareciera más sencillo cerrar los ojos ante el efecto seductor de las nuevas tecnologías que reflexionar en las implicaciones éticas. Pero ¿por qué? Podemos ubicar infinidad de razones, muchas de ellas muy firmes, para evitar detenernos a solucionar dilemas éticos. No obstante, en algún momento habrá que hacerlo.

Sin ánimo de simplificar demasiado, quienes estamos a cargo de la aplicación de las nuevas tecnologías inteligentes, debemos pensar una y otra vez en cómo vamos a garantizar que con toda efectividad respetarán ámbitos tan delicados como la vida privada, el derecho de todos a todas las oportunidades y los derechos humanos tutelados por la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y las leyes secundarias sobre prevención y combate a la discriminación.

Algunas recomendaciones:

  • Convocar a una mesa de análisis con la participación del equipo de Recursos Humanos, Legal, Asuntos Regulatorios, Compliance y Tecnología de Información.
  • Identificar los dilemas éticos que surgen con la implementación de las nuevas tecnologías como la inteligencia artificial, learning machine, blockchain y el cómputo cuántico.
  • Diseñar soluciones a los dilemas éticos con base en reglas de negocio claras, soportadas siempre en el marco legal y normativo que circunscribe a la empresa.
  • Mantener la mesa de análisis como un espacio para la resolución de dilemas éticos organizacionales.

Con información de Mauricio Reynoso, publicado originalmente en EL ECONOMISTA

https://www.eleconomista.com.mx/capitalhumano/Dilemas-eticos-Las-pesadillas-de-RH-con-las-nuevas-tecnologias-20230611-0066.html