Actualidad RH

Eventos de Capacitación en Recursos Humanos

  • Inicio
  • Servicios
  • Actualidad RH
  • ¿Cuáles son las expectativas de las mujeres respecto al mundo laboral?

¿Cuáles son las expectativas de las mujeres respecto al mundo laboral?

Por Redacción Amedirh - 19 de Noviembre 2021

¿Cuáles son las expectativas de las mujeres respecto al mundo laboral?

“¿Qué debe cambiar para que más mujeres alcancen su máximo potencial en el mundo laboral?”, fue la pregunta con la que partió la investigación. Depende a quién se lo pregunten, pero trabajadoras de 88 países, entre ellos, México, dijeron que se debe terminar con varios asuntos, desde la discriminación sistémica hasta la violencia y el acoso.

“Las mujeres saben lo que necesitan para alcanzar su máximo potencial, pero en todo el mundo se enfrentan a viejas y nuevas barreras para la igualdad de género”, señala el reporte Here to be Heard (Estamos aquí para ser escuchadas). La encuesta fue realizada por la empresa estadounidense Mars y los resultados fueron analizados por especialistas de la Universidad de Oxford, quienes agruparon los 28 temas más mencionados en ocho esferas.

A nivel global, el 80% respondió “terminar con la discriminación sistémica y los estereotipos nocivos de género” a la pregunta guía. En ese rubro se incluye la desigualdad estructural, roles de género arraigados, tratar a las mujeres como inferiores, mujeres no tratadas como personas, falta de motivación y confianza.

La segunda esfera más repetida, señalada por el 79% de las mujeres, fue “Igualdad de oportunidades profesionales”. Los problemas que engloba son: la brecha salarial de género, el techo de cristal, piso disparejo y profesiones dominadas por hombres.

“Más poder de toma de decisiones” ocupó el tercer sitio. El 65% habló de esto como una de las barreras más importante para la igualdad de género en el trabajo. Las voces de mujeres son excluidas, se les deja fuera de la toma de decisiones y hay una falta de liderazgos femeninos, dijeron quienes se refirieron a este problema.

En México existe una brecha desde el ingreso a la fuerza laboral. El 75.2% de los hombres es económicamente activo y sólo 43.2% de las mujeres, según la última Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE).

Pero una vez dentro de un centro de trabajo, “se les asciende con mucha menos frecuencia, se les paga menos y el flujo de talentos continúa perdiendo más mujeres a medida que ascienden en las organizaciones”, señala el reporte.

Fuera de las oficinas
Un tercio de las trabajadoras encuestadas señaló que uno de los principales problemas que les impide desarrollarse profesionalmente es la falta de apoyos maternos y paternos. Este tema se ubicó en cuarto lugar. “El cuidado de niños es inasequible, las licencias parentales son insuficientes y los estereotipos de ‘mamá se queda en casa’” siguen prevaleciendo.

En el quinto lugar (26%) se ubicó el “balance entre la vida y trabajo”.Los arreglos de trabajo inflexibles, la falta de equilibrio entre el trabajo y la vida personal y las tareas del hogar es el día a día de muchas mujeres.

De acuerdo con el estudio, “solo 41 de las empresas Fortune 500 están dirigidas por mujeres y la mayoría de las mujeres todavía realiza un ‘segundo turno’ de cuidados y tareas domésticas”. Además de que, “una de cada tres mujeres ha experimentado violencia de pareja alguna vez en su vida”, señalan citando a la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Los últimos tres temas, del listado de ocho, tienen que ver con problemas que suceden antes o fuera de la vida laboral. El 24% mencionó que la desigualdad de género en el aprendizaje es un gran obstáculo para que pueden obtener empleo o un ascenso. Los estereotipos de género en la educación inicial y la falta de modelos a seguir, urgen a crear educar de manera distinta a las generaciones futuras, señala el reporte.

El 19% de las encuestadas señalaron que el bienestar físico y mental es otro pilar importante para lograr la equidad laboral. Para ellas, la atención mental, física y emocional es deficiente y las empresas le dan poco o nula importancia a su derechos sexuales y reproductivos.

Por último, el 15% indicó que se debe poner fin al acoso y violencia por motivos de género. “La violencia doméstica, el comportamiento masculino amenazador y los hombres que no se responsabilizan de los cuidados” impiden que las mujeres se puedan desarrollar laboral y profesionalmente.

Equidad, no igualdad
Para las mexicanas, los estereotipos nocivos de género, la desigualdad en las oportunidades profesionales y la falta de poder en la toma de decisiones fueron los problemas más mencionados, dice Valeria Mozo, gerente de Recursos Humanos y líder de Diversidad e Inclusión en Mars Latinoamérica.

Teniendo estos datos, será más fácil que las empresas elaboren una hoja de ruta para erradicar la desigualdad, señala en entrevista. “Lo principal para plantear una estrategia de diversidad e inclusión es darse cuenta que lo que las mujeres viven afuera de la compañía tiene un resultado interno”.

Por ejemplo, Mars, ha tenido un acercamiento con las jóvenes en las universidades “y hoy lo vemos como algo cristalizado internamente”, pues han podido atraer talento femenino muy valioso.

Como el estudio lo mostró, la violencia doméstica, la desigualdad en la educación, el trabajo de cuidados y el acceso parcial a sus derechos sexuales y reproductivos impactan en su vida laboral desde que intentan conseguir un trabajo.

Por ello, “el reclutamiento es uno de los pilares bases en la diversión e inclusión. Como compañía, hemos buscado que la gente de afuera diga ‘quiero trabajar ahí’, porque hemos ido a su universidad, porque nos hemos tomado tiempo para platicar. Damos talleres en otros espacios a mujeres en situación de vulnerabilidad, les ayudamos a hacer un currículum vitae, a prepararse para una entrevista”.

La cancha no está pareja, “no queremos igualdad, sino equidad”, apunta Valeria Mozo.

Con información de El Economista.