Revista CREANDO VALOR RH = AMEDIRH =

46 Creando ValorRH | Noviembre - Diciembre 2021 Como ya comentamos con anterioridad, el Estado re- quiere mayores ingresos tributarios, pero al no haber creado nuevos impuestos, la única forma de asegurar la recaudación es mediante el fortalecimiento de sus accio- nes de fiscalización. Es de esperarse que las autoridades en su conjunto (SAT, IMSS, Infonavit y Secretaría de Finanzas estatal) incre- menten las revisiones a las empresas. Por ello es nece- sario contar con los papeles de trabajo que permitan soportar el cálculo del salario base de cotización; de las cuotas de seguridad social. Asimismo, se sugiere validar mediante pruebas aleatorias la determinación del Im- puesto Sobre la Renta (ISR) a cargo de trabajadores que realiza el sistema de nóminas. Es muy probable que las autoridades crucen la información que tienen, por lo que se recomienda contar con conciliaciones entre las bases de las distintas contribuciones. Por el impacto económico que puede tener la prestación de servicios especializados, es deseable establecer un sistema para verificar y documentar que se cumple con todas las obligaciones fiscales. En el caso de la empresa que presta los servicios, debe estar al día no solo en el pago de las cuotas de seguridad social, sino también en el pago del Impuesto al Valor Agregado (IVA) y de las retenciones de salarios pues de no estarlo, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social puede cancelar su registro como prestador de servicios especializados. Además, es necesario presentar los informes ante el IMSS y el Infonavit respecto a los contratos relativos a dichos servicios. La cancelación del registro puede poner en riesgo, en algunos casos, la operación de toda la empresa debido a que se puede quedar sin clientes. La empresa que recibe los servicios debe asegurarse de contar tanto con los recibos de nómina como con la documentación que pruebe que la contratista está rea- lizando el pago de las retenciones de ISR de los trabaja- dores y de las cuotas de seguridad social. De no hacerlo, todos los pagos realizados a la contratista no serán de- ducibles y el IVA pagado no podrá acreditarse, situación que genera un costo financiero muy alto. Conforme a las sugerencias del FMI, las empresas pue- den capacitar a sus trabajadores en materia de planes privados de pensiones. La idea no es que el patrón ab- sorba estos costos, sino que oriente a sus trabajadores sobre la forma en que pueden ir planeando su futuro. Dependiendo de la edad de los colaboradores, puede RETORNO DE INVERSIÓN 5 tendencias para mejorar el bienestar en tu empresa haber planes con inversiones mensuales bajas que a la larga garanticen una buena pensión. Otro aspecto por considerar es que, en las reformas al Código Fiscal de la Federación, se establecen nuevos supuestos de restricción en el uso de certificados de se- llo digital (CSD). Debido a que estos son indispensables para generar los recibos de nómina, si se restringe su uso, no se podría cumplir con la obligación de entregar a los trabajadores el CFDI que ampare el pago de su salario. Por ejemplo, si durante el desarrollo de una auditoría, la empresa no entrega la información solicitada, el fisco le puede imponer una multa y posteriormente restringir el uso de sus CSD. A decir del SAT, con esta medida se bus- ca incentivar la colaboración de los contribuyentes con las autoridades en la verificación del cumplimiento de sus obligaciones fiscales. Como podemos apreciar, un hecho totalmente ajeno a la gestión de Recursos Humanos podría impedirnos emitir los recibos de pago de salarios. Por otro lado, el nuevo régimen de confianza aplicable a personas físicas puede resultar tentador para aquellos colaboradores que cuenten con las habilidades necesa- rias para optar por dejar de ser un trabajador y conver- tirse en un asesor independiente. Mientras que un traba- jador que percibe un salario de $50,000.00 mensuales debe pagar un ISR de $10,219.45, en el nuevo régimen so- lamente pagaría $550.00. Como se aprecia, la diferencia en impuestos es abismal. Ante esta situación, hay que ser cuidadoso en la contra- tación de estos profesionistas, y revisar que el servicio contratado realmente se trate de un servicio profesional independiente y firmar el contrato correspondiente el cual debe ser revisado por un abogado. Esto obedece a que se considerará que comete el delito de defraudación fiscal calificada quien utilice el nuevo régimen de con- fianza para ocultar relaciones laborales y las penas apli- cables en estos casos son 50% mayores a las aplicables a la defraudación fiscal general. Podemos concluir que cada día será más importante revisar que todas las operaciones estén debidamente documentadas y que se realicen en el marco de la ley para evitar cualquier controversia, especialmente porque cada vez son más las conductas que pueden ser tipifica- das como defraudación fiscal. El contenido es responsabilidad de los autores.

RkJQdWJsaXNoZXIy MTI3NTM=