Atracción de talento

Eventos de Capacitación en Recursos Humanos

Exámenes psicométricos: 10 tips para resolverlos

25 de Mayo 2021

Exámenes psicométricos: 10 tips para resolverlos

¿Qué son los exámenes psicométricos?
Los exámenes psicométricos son una herramienta que permite a las empresas hacer una evaluación psicológica de los candidatos. Estas pruebas brindan información adicional de las aptitudes, capacidades personales, habilidades sociales, verbales, comunicativas, numéricas, e incluso del comportamiento.

Por lo mismo que estas pruebas están diseñadas para medir características cualitativas, no hay respuestas buenas ni malas, ya que no se busca calificar a las personas que los realicen, sino poder dar un aproximado de la persona en sí (habilidades, comportamientos, competencias, etc).

¿Para qué sirven los exámenes psicométricos?
Como ya lo mencionamos, los exámenes psicométricos sirven para obtener un perfil aproximado de las diferentes competencias del candidato.

La mayoría de las empresas ponen sus esfuerzos en contratar al candidato más afín a la vacantes, y para esto se evalúan un conjunto de características, desde su experiencia y sus conocimientos laborales, hasta sus habilidades cognitivas, habilidades socioemocionales, habilidades de socialización, entre otras.

Es por esto que las pruebas psicométricas pueden ayudar a definir qué tan bien o no podría adaptarse un candidato al puesto de trabajo y, más importante, a la cultura organizacional. De esta manera los reclutadores también buscan disminuir la rotación laboral.

¿Cómo responder los exámenes psicométricos?
Toma nota de estas recomendaciones para mejorar tu desempeño y resultados al momento de responder tus exámenes psicométricos:

1. Dales la importancia que merecen
Los test psicométricos no son una pérdida de tiempo, mucho menos si el reclutador tiene claro cómo utilizar esta herramienta.

Nunca pienses que si ya superaste una o varias entrevistas, los test son solo una formalidad, en muchas empresas el resultado de una prueba puede ser determinante para decidir quién se queda con el puesto.

2. Conoce los psicométricos
Existen diferentes tipos de exámenes psicométricos, algunos están enfocados en descubrir cuáles son tus aptitudes naturales, por ejemplo si eres buen comunicador, creativo, líder, solucionador de problemas o analítico. Otros se encargan de evaluar la personalidad de la gente, sus preferencias, inclinaciones, valores y motivaciones.

Hay un tercer tipo de prueba que se enfoca en evaluar los diferentes tipos de inteligencia, con el objetivo de saber si la persona domina determinada habilidad.

3. Evita pensamientos negativos
Deja fuera el autosabotaje y aleja pensamientos como estos:

Los exámenes me confunden.
Mi mente se queda en blanco.
No logro recordar nada.
Siempre me confundo.
Nunca me alcanza el tiempo para responder.
Soy tonto(a) y no soy capaz de resolverlo.
4. Prepárate
Mantener una actitud tranquila y positiva es el primer paso para tener un buen desempeño en tus pruebas. Intenta reducir la tensión con alguna técnica de relajación o ejercicio antes de realizar tu examen.

Un día antes de la prueba procura tener un buen descanso, alimentarte bien y beber suficiente agua. Asegúrate de llegar a tiempo a la cita para evitar el estrés.

5. Cuidado con las mentiras
En los exámenes psicométricos no hay respuestas buenas ni malas, pero corres el riesgo de perder credibilidad si te empeñas en elegir la respuesta ‘correcta’ aunque no sea la que realmente representa tu personalidad.

Los test psicométricos están diseñados para encontrar discrepancias y contradicciones en las respuestas, de modo que si mientes puede reflejarse en los resultados. Enfócate en ser honesto.

6. Aclara tus dudas
Escucha atentamente las instrucciones que te proporcione la persona que te aplicará la prueba, asegúrate de entender sus indicaciones y no temas preguntar si algo no te queda claro.

7. Lee las instrucciones
Parece un consejo obvio, sin embargo, es muy común que las personas cometamos errores por la flojera de leer. No des por hecho que sabes lo que tienes que hacer, lee dos veces las indicaciones y entiende cada pregunta, de este modo tus respuestas serán más acertadas.

8. Domina tus nervios
No pasa nada si te encuentras con una pregunta compleja que no puedes resolver, déjala un momento y regresa a ella después. Mantente pendiente del tiempo y trabaja a buen ritmo, pero evita cometer errores por querer terminar lo antes posible.

9. Sé tú mismo
La manera más inteligente de enfrentar los psicométricos es siendo auténtico. Si no te quedas con el empleo por el resultado de la prueba, no lo veas como un fracaso, sino como un indicio de que quizá no era el trabajo para ti y una oportunidad de descubrir cuáles son tus motivaciones y objetivos.

Tipos de exámenes psicométricos
Existen diferentes tipos de pruebas, y suelen enfocarse en diferentes aspectos, como el tipo de inteligencia, las aptitudes y habilidades o la personalidad, por ejemplo:

El test 16PF.
Es de utilidad para determinar la forma en la que un candidato puede responder ante determinadas situaciones laborales.

El SJT.
Sirve para dar un panorama de la forma de responder ante ciertas situaciones y la capacidad de resolver problemas.

Test de Terman Merrill.
Ideal para medir el coeficiente intelectual de un candidato.

Test de Moss.
Se encarga de medir el nivel de adaptabilidad social que puede tener una persona y de predecir su comportamiento.

Test de Raven.
Ayuda a conocer los niveles de concentración, las habilidades de observación y lógica.

Test de Cleaver.
Brinda una evaluación de cómo se podría reaccionar ante las situaciones de estrés y cómo se trabaja bajo presión.